25 de Septiembre de 2018

Mundo

Berlusconi, en declive 'irreversible'

El expremier italiano quiere dejar atrás el 'caso Ruby' y construir una 'Italia mejor, más justa y libre'.

Silvio Berlusconi organizó una gran fiesta en su residencia en Roma, el Palacio Grazioli, para festejar su absolución del 'caso Ruby'. (EFE)
Silvio Berlusconi organizó una gran fiesta en su residencia en Roma, el Palacio Grazioli, para festejar su absolución del 'caso Ruby'. (EFE)
Compartir en Facebook Berlusconi, en declive 'irreversible'Compartir en Twiiter Berlusconi, en declive 'irreversible'

Agencias
ROMA, Italia.- Luego de haber sido absuelto de forma definitiva de las acusaciones de prostitución de menor y concusión en el llamado “caso Ruby”, el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi anunció su retorno a la política.

A 21 años de su “descenso al campo” político, el ex Cavaliere (al que le fue retirado el título de Caballero del Trabajo tras ser sentenciado por fraude fiscal), apuesta a su enésimo renacimiento, pero con un carisma y una capacidad de convocatoria muy desgastados.

“Archivada esta triste página estoy de nuevo en campo para construir, al lado de Forza Italia y el centro-derecha, una Italia mejor, más justa y libre”, dijo un Berlusconi envejecido y con sobrepeso en la fiesta organizada en el Palacio Grazioli, su residencia en Roma, para festejar su absolución.

Sin embargo, la mayoría de los analistas considera que el declive del ex primer ministro, de 78 años de edad, es irreversible y comenzó en 2011, cuando los mercados, la presión de Alemania, Francia, Estados Unidos y del entonces presidente italiano Giorgio Napolitano, lo forzaron a dimitir como jefe de gobierno.

Eran momentos dramáticos, pues Italia había quedado en el ojo del huracán de la crisis económica y financiera y nadie daba a Berlusconi la credibilidad para afrontar la emergencia.

Campo minado

Según el analista Tommaso Edereoclite, desde entonces el ex primer ministro ha sufrido el lento desgaste de su capital político y mediático, que prosigue actualmente y se encamina hacia su capítulo conclusivo.

Dijo que la credibilidad del que ha sido el único jefe de gobierno italiano que ha terminado una legislatura completa y que en 2008 ganó las elecciones con la más amplia mayoría en la historia republicana, está minada en todas sus dimensiones.

Entre los elementos que han contribuido a debilitar a Berlusconi ha estado desde luego su condena definitiva por fraude fiscal, por la que en agosto de 2013 fue sentenciado a cuatro años de cárcel, conmutados con la realización de 10 meses de trabajos sociales en un asilo para ancianos.

Asimismo, el ex jefe de gobierno tiene aún abiertos varios frentes con la justicia, entre ellos un proceso en Nápoles por sobornar a senadores y otra indagación en Bari por presunta corrupción de testigos.

Además, enfrenta la guerra interna en su partido, Forza Italia, donde muchos de sus antiguos incondicionales apostaban por su muerte política y hasta le habían preparado el funeral.

Entre ellos estaba su ex mano derecha, Denis Verdini, miembro de la presidencia de Forza Italia, quien el día que la Corte Suprema debía emitir el veredicto sobre el caso Ruby, preparó una carta con la firma de 17 parlamentarios para pedir que el partido fuera dirigido colegialmente, es decir, pedía marginar a Berlusconi.

Poco que festejar

En ese sentido, los expertos resaltan la carencia de una figura capaz de sustituir al ex primer ministro, creador en 1994 de Forza Italia.

En ese entonces ese era un movimiento de naturaleza completamente nueva, basado en el modelo de gestión empresarial y en las técnicas del marketing y en el que el carisma del líder y sus dotes de comunicación resultaban ser los elementos centrales de cohesión.

“Pese a la absolución de Berlusconi hay poco que festejar. En los últimos tiempos hemos visto un partido que se diluye hasta quedar reducido a una lucecita”, opinó el periodista Vittorio Feltri, ex director del diario Il Giornale, propiedad del ex primer ministro.

Recordó que, además, el panorama político italiano es dominado actualmente por el primer ministro, Matteo Renzi, quien tras usar a Berlusconi para aprobar en el Parlamento sus prometidas reformas institucionales, lo abandonó a su suerte y le impuso la elección del nuevo presidente de la República, Sergio Mattarella.

“Comprendo que la sentencia de la Corte Suprema cause alivio al líder de Forza Italia, pero no puede alterar el juicio político y personal que lo hace inadecuado para ocupar puestos públicos”, opinó el analista Gad Lerner.

Recordó que los magistrados de la Corte Suprema y hasta el propio abogado del ex primer ministro, Franco Coppi, reconocieron que en sus fiestas las invitadas se prostituían, incluida la marroquí Karima El Mahroug, alias Ruby.

Discurso moral

Berlusconi fue sin embargo absuelto del delito de prostitución de menor porque los jueces no encontraron las pruebas de que supiera que la chica era menor de edad, así como tampoco consideraron probado que en mayo de 2010 hubiera amenazado al vicejefe de la policía milanesa para que liberara a Ruby, quien había sido arrestada por robo.

“Una absolución (de Berlusconi) con las motivaciones hasta ahora conocidas no coincide con un diploma de mérito político y de aprobación moral”, dijo al respecto el diario Avvenire, del episcopado italiano.

“La ley llega hasta un cierto punto, pero el discurso moral es otra cosa”, remató el secretario de la Conferencia Episcopal Italiana, Nunzio Galantino.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios