19 de Septiembre de 2018

Mundo

Siria no se inmuta por amenazas de tercera guerra mundial

Analista señala que una intervención estadunidense en el país supondría el genocidio de una minoría religiosa.

Faisal al Mekdad aseguró que Francia está subordinada a Washington. (Agencias)
Faisal al Mekdad aseguró que Francia está subordinada a Washington. (Agencias)
Compartir en Facebook Siria no se inmuta por amenazas de tercera guerra mundialCompartir en Twiiter Siria no se inmuta por amenazas de tercera guerra mundial

Agencias
DAMASCO, Siria.- La posibilidad de una tercera guerra mundial no obligará a Siria a ceder ante las amenazas de Occidente, afirmó el viceministro de Exteriores de Siria, Faisal al Mekdad.

"El Gobierno sirio no cambiará de postura ni ante la amenaza de una tercera guerra mundial. Ningún sirio puede sacrificar la independencia de su país", declaró Al Mekdad en una entrevista exclusiva citada por RT.

"Siria ha tomado todas las medidas para responder a cualquier agresión de Occidente", agregó el vicecanciller.

Anteriormente las autoridades sirias ya aseveraron, refiriéndose a la Carta de ONU, que el Gobierno del país "tiene derecho a responder a una agresión que no está justificada en el marco del derecho internacional".

Washington preparó un escenario similar a Yugoslavia para Siria, considera un experto

Las declaraciones de Al Mekdad se suman a las advertencias a Jordania y Turquía, que, según afirmó el vicecanciller en otra entrevista al diario estadunidense 'The Wall Street Journal', serán contraatacadas por el Ejército de Al Assad si participan en la intervención militar liderada por EU.

Al Mekdad ha reprochado a Francia su apoyo a la agresión contra Siria, calificando la postura del Gobierno de Hollande de "vergonzosa".

"Es vergonzoso que el presidente François Hollande diga: 'Si el Congreso de EU aprueba la intervención, iré a la guerra, si no, no iré', como si París no tuviera una opinión propia", se indignó Al Mekdad.

Según el diplomático, Francia, que también trató de reforzar los argumentos para la intervención militar presentando 'pruebas' de que el Gobierno sirio estuvo detrás del ataque del 21 de agosto, está completamente subordinada a Washington y sometida a las políticas estadunidenses. 

En contraste con las intenciones de Occidente en la región, Al Mekdad señalo que la inmutable postura amistosa de Rusia está a favor de la paz y defiende las prescripciones de la ONU con respecto a la crisis siria y sus principios.

Escenario similar

Nikolái Bobkin, en un análisis sobre el tema publicado en el portal Fondsk (Fundación de la Cultura Estratégica), indicó que el conflicto entre diferentes facciones étnicas y religiosas en la región se hace cada vez más sangriento, mientras que Washington, por su parte, evidentemente eligió prestar su apoyo solo a una de las partes. 

El experto opina que las autoridades estadunidenses comparten el lema de Al Qaeda 'Alauitas, a la tumba’, por lo que su operación militar será destinada a eliminar esa comunidad religiosa minoritaria de Siria.

Bobkin recuerda que la intervención de EU y la OTAN en Yugoslavia, por ejemplo, dejó al país desmembrado por motivos étnicos y religiosos. Según el experto, la Casa Blanca preparó un escenario parecido para Siria.

El analista señala que Hafez al Assad y su hijo Bashar al Assad lograron establecer en su país un sistema político relativamente estable en el que las diferencias religiosas se mitigan en gran medida con la ayuda de la ideología de la conciencia nacional. Los ciudadanos del país se consideran en primer lugar sirios y solo después árabes, kurdos, sunitas, drusos o alauitas.

De acuerdo con los datos de la ONU, en 2011 la población de Siria era de 20.8 millones de personas pertenecientes a un total de 33 grupos étnicos. Los musulmanes sunitas sirios representan cerca del 80% de la población, al tiempo que los representantes de la rama chiita del islam, los alauitas y los drusos, representan entre un 10% y 15% de la población. 

Aunque los sunitas suelen subestimar la cantidad de alauitas que hay en Siria, actualmente en el país residen casi tres millones de miembros de este grupo religioso. Asimismo, Bobkin subraya que se trata de la población autóctona del país, que ocupa los territorios que le pertenecen históricamente. 

Fronteras coloniales

Después de la caída del Imperio otomano en 1918, explica el analista, cuando Siria quedó bajo el control de Francia, un Estado alauita con capital en la ciudad de Latakia llegó a ser una de las partes autónomas del país, y se mantuvo relativamente independiente durante más de diez años.

El analista internacional opina que en los últimos meses el Gobierno del país árabe ha emprendido esfuerzos para preservar el 'corredor' que une Damasco con la región montañosa alauita a lo largo de la costa mediterránea, donde se encuentra una base logística de la Marina rusa, Tartus. 

Por ello, según concluye Bobkin, el blanco principal del posible ataque aéreo de EU serían las antiguas fronteras coloniales, para así despejar el camino para la intervención masiva en zonas densamente pobladas por alauitas en Latakia, Tartus y Banias, lo que supondría el genocidio de esta minoría religiosa. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios