18 de Noviembre de 2018

Mundo

Sobrevive niño enterrado en una duna

La buena noticia es que las funciones cerebrales del pequeño no habrían sufrido daños mayores.

Nathan podría ser dado de alta del hospital dentro de 10 a 14 días. (Agencias)
Nathan podría ser dado de alta del hospital dentro de 10 a 14 días. (Agencias)
Compartir en Facebook Sobrevive niño enterrado en una dunaCompartir en Twiiter Sobrevive niño enterrado en una duna

Agencias
CHICAGO.- Un niño de seis años que quedó enterrado durante horas en una duna (acumulación de arena) de 3.35 metros (11 pies) de profundidad en el norte de Indiana podría recuperar por completo sus facultades neurológicas, aunque es probable que sufra problemas pulmonares crónicos, dijo el lunes una médica.

Nathan Woessner está bajo el efecto de calmantes y conectado a un ventilador, pero debería quedar desconectado a fines de semana, destacó la doctora Tracy Koogler, directora de la unidad de terapia intensiva del Centro Médico de la Universidad de Chicago.

Según publica The Associated Press, Nathan podría ser dado de alta del hospital dentro de 10 a 14 días.

El menor estuvo muy grave desde el viernes, cuando fue rescatado después que cayó en un pozo y quedó enterrado en la arena durante unas cuatro horas. Nathan estaba trepando por una duna de Mount Baldy en el parque Dunes National Lakeshore con su padre y dos amigos.

El abuelo de Nathan, Don Reul, relató cómo un amigo de ocho años de Nathan lo vio desaparecer en la arena. El padre de Nathan y el padre de su amigo lo podían escuchar inicialmente y trataron de desenterrarlo primero con las manos.

Dejaron de hacerlo cuando Nathan seguía hundiéndose bajo la arena. Finalmente dejaron de escucharlo, comentó Reul.

Esperanzadora lesión

Reu, quien es un ministro religioso, dijo que la familia temía que Nathan estuviese muerto cuando lo sacaron, pero luego notaron que una cortadura del niño en el rostro comenzó a sangrar.

Entonces "comenzamos a tener esperanza de que Nathan no nos había dejado", dijo Reul.

Koogler dijo que Nathan podría padecer de asma o algún otro problema pulmonar porque inhaló mucha arena, pero dijo que le sorprendía que sus pulmones no hubiesen sufrido más daños.

Bolsa de aire 

"Parece que se topó con una bolsa de aire cuando estuvo abajo", comentó Koogler, señalando que no había otra explicación de su supervivencia.

Los médicos dejaron de sedar a Nathan lo suficiente para que pudiese demostrar que podía mover los brazos y las piernas, así como los dedos de las manos y de los pies, dijo Koogler. Las pruebas iniciales no demuestran que haya sufrido daño neurológico.

Dentro de seis meses, "espero que se esté comportando como un niño normal de seis o siete años", agregó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios