20 de Septiembre de 2018

Mundo

Ofrecen 7 mdd por macabro objeto de Saddam Hussein

El objeto ha llamado la atención de varios acaudalados: la máxima oferta es de siete millones de dólares.

El poseedor de la cuerda, un exasesor de seguridad de Irak, la guarda con la intención de montar un museo sobre el régimen de Saddam Hussein. (huffpost.com)
El poseedor de la cuerda, un exasesor de seguridad de Irak, la guarda con la intención de montar un museo sobre el régimen de Saddam Hussein. (huffpost.com)
Compartir en Facebook Ofrecen 7 mdd por macabro objeto de Saddam HusseinCompartir en Twiiter Ofrecen 7 mdd por macabro objeto de Saddam Hussein

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- La soga que fue utilizada para ejecutar en la horca al exdictador iraquí Saddam Hussein se ha convertido en un objeto muy codiciado y su poseedor, Mowaffak al-Rubaie, exasesor de seguridad nacional de Irak, ha recibido buenas ofertas a cambio.

Según el sitio web Al-Araby Al-Jadeed, con sede en Londres, los ojos de grandes postores voltearon hacia la cuerda hace poco más de un año, a pesar de que la ejecución de Hussein tuvo lugar en diciembre de 2006, tras un juicio de tres años por crímenes contra la humanidad.

Postores de Irán, Israel y Kuwait están compitiendo entre sí para tener en sus manos el “macabro objeto”, que actualmente está en manos de al-Rubaie, señala el reporte divulgado por Notimex.

El repentino interés en la cuerda se suscitó en 2013, cuando al-Rubaie fue fotografiado en la sala de estar de su casa junto a una estatua de bronce del expresidente, que tenía la soga alrededor del cuello.

Un museo

Un político iraquí, quien no fue identificado, dijo a Al-Araby Al-Jadeed que entre los postores se encuentran dos hombres de negocios de Kuwait, una organización religiosa iraní y una millonaria familia israelí.

La mayor oferta que al-Rubaie ha recibido es de siete millones de dólares, pero hasta ahora no ha respondido a ninguna de ellas, agregó.

En abril de 2013, al-Rubaie declaró al periódico británico The Independent que él guardaba la estatua y la cuerda hasta que existiera un museo sobre el antiguo régimen.

“Pedí a mis hombres que me trajeran un segmento de la cuerda después de que bajaron a Saddam Hussein y consideré oportuno colocarla alrededor del cuello de la estatua”, apuntó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios