18 de Julio de 2018

Mundo

El Sol es 'veneno' para los habitantes de este pueblo

Un trastorno genético ha provocado que los pobladores eviten salir de día, ya que de hacerlo podrían desarrollar cáncer de piel.

Los pobladores de Araras tratan de protegerse del sol, ya que padecen de una enfermedad llamada 'xeroderma pigmentosa'. (Agencias)
Los pobladores de Araras tratan de protegerse del sol, ya que padecen de una enfermedad llamada 'xeroderma pigmentosa'. (Agencias)
Compartir en Facebook El Sol es 'veneno' para los habitantes de este puebloCompartir en Twiiter El Sol es 'veneno' para los habitantes de este pueblo

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- La inmensa mayoría de los residentes del pueblo brasileño Araras se ven obligados a permanecer durante el día en el interior de sus casas debido a un trastorno genético

La enfermedad se llama 'xeroderma pigmentosa' y condena a las personas que la padecen a una fuerte tendencia a desarrollar cáncer de piel, como consecuencia de la exposición a los rayos ultravioleta.

Solo algunos de los aldeanos de esta localidad brasileña pueden salir de casa por el día sin exponerse a un peligro mortal, por lo que Araras "parece un pueblo fantasma", informa 'The Daily Mail' y publica el sitio web actualidad.rt.com. 

De los 800 residentes 600 padecen la enfermedad poco común de carácter genético. Varios aldeanos tienen todos los síntomas de la dolencia y son susceptibles a una forma agresiva de cáncer de piel.

"Si salgo, siento que el sol me quema", contó el aldeano Djalma Jardin. 


Imagen de Djalma Jardin, quien falleció por la enfermdad.

"Me voy a la cama y al despertar al día siguiente veo que aparece una pequeña mancha, y luego en un par de días está creciendo rápidamente, como la que yo tengo en mi ojo que nunca dejó de crecer", declaró el hombre. 

"Es una enfermedad terrible, terrible", concluyó. 

Después de la entrevista, el estado de Djalma empeoró y esta enfermedad le costó la vida, indicó el diario.

Carlos Menck, biólogo genético de Sao Paulo, junto con su equipo, realizó pruebas a todos los habitantes del pueblo y encontró que los 600 que padecían la enfermedad portaban un gen recesivo de la xeroderma pigmentosa. 

Según la dermatóloga Sulamita Chaibub, que trató a varios pacientes de Araras, una alta concentración de personas con el gen defectuoso que se casan entre sí, provoca que el genoma de una persona reciba el gen recesivo de la madre y del padre, por lo que nada ya lo detiene y aparece la enfermedad que por el momento no tiene ninguna cura.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios