22 de Septiembre de 2018

Mundo

Sufre atentado un periodista

Ricardo Calderón viajaba solo, cuando dos sujetos comenzaron a dispararle.

Alejandro Santos, director de Semana, sostuvo que el ataque contra Calderón se produjo la noche del miércoles. (Archivo/EFE)
Alejandro Santos, director de Semana, sostuvo que el ataque contra Calderón se produjo la noche del miércoles. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook Sufre atentado un periodistaCompartir en Twiiter Sufre atentado un periodista

Agencias
BOGOTÁ, Colombia.- El periodista Ricardo Calderón, jefe de investigaciones de la revista bogotana Semana, salió ileso de un atentado, aseguró el jueves el director de ese medio.

En un mensaje de texto a The Associated Press Calderón, de 42 años, dijo que estaba bien.

Alejandro Santos, director de Semana, sostuvo que el ataque contra Calderón se produjo la noche del miércoles en el municipio de Girardot, a unos 85 kilómetros al suroeste de Bogotá.

"En un peaje (Calderón) paró y lo abordó un vehículo... del que se bajaron dos personas, lo llamaron por su nombre y empezaron a disparar y él alcanzó" a ponerse a salvo "y por fortuna no le pasó absolutamente nada", explicó Santos.

Calderón se lanzó a una zanja en la oscuridad y por eso logró salvar su vida, enfatizó Santos.

El carro de Calderón, agregó, recibió cinco impactos de bala. El periodista iba solo en el vehículo de su esposa, que no es blindado, a diferencia del propio que sí cuenta con blindaje, explicó Santos en entrevista telefónica.

El presidente Juan Manuel Santos pidió al Director de Policía encargarse personalmente de la investigación del atentado

El director de Semana precisó que Calderón, casado y sin hijos, no había recibido amenazas directas en los últimos tiempos.

"Nunca en 30 años (de existencia de la revista) había ocurrido un atentado directo contra ninguno de nuestros periodistas", indicó Santos, cuyo equipo consta de un centenar de reporteros, fotógrafos y diseñadores.

"Calderón forma parte de un equipo de periodistas de la revista que indagó sobre las irregularidades en el Centro de Reclusión de Tolemaida, en donde militares condenados por las más graves violaciones a los derechos humanos han gozado de extravagantes privilegios", indicó la edición en internet de Semana.

Sobre los autores del atentado, Santos aclaró que "no me atrevería a hacer un señalamiento directo, sería irresponsable" y dijo que prefería dejar el asunto en manos de las autoridades para que determinen al exacto responsable.

El comandante de las fuerzas militares, general Alejandro Navas, dijo a la estación Blu Radio que "rechazamos cualquier intento de violar la libertad de prensa".

"Yo tenía realmente dos citas (el miércoles): una con una fuente por un tema de militares, la continuación del tema (sobre actos de corrupción) en la cárcel de Tolemaida, pero enfocado hacia el tema de armas y otras cosas más complicadas. Y otra era sobre un tema menor", explicó Calderón en una breve declaración telefónica a la AP.

El presidente Juan Manuel Santos, en su cuenta de Twitter, dijo que "pedí a Director de Policía encargarse personalmente de investigación para dar con responsables del repudiable hecho contra Ricardo Calderón".

La oficina de prensa de la Fiscalía informó en un comunicado que "el fiscal general, Eduardo Montealegre, impartió instrucciones a Jorge Rojas, de Protección de Víctimas y Testigos, para que se ponga al frente del asunto" relativo con el periodista.

El Ministerio del Interior, encabezado por el ministro Fernando Carrillo, solicitó a "las autoridades competentes adelantar las investigaciones necesarias para establecer los responsables de este grave hecho que atenta, no sólo contra la vida del comunicador, sino contra la libertad de prensa en el país".

Carrillo, según un comunicado de su despacho, dio instrucciones a Andrés Villamizar, director de la Unidad Nacional de Protección, "para que de forma inmediata implemente las medidas de seguridad que sean necesarias para proteger la vida del periodista Calderón".

En conversación telefónica desde Montevideo, Uruguay, Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), dijo que "en primer lugar la SIP manifiesta su solidaridad con Calderón y su absoluto repudio a este atentado que por fortuna no costó la vida del periodista".

Paolillo precisó que en 2012 fueron asesinados 20 periodistas en América Latina y cuatro periodistas fueron reportados como desaparecidos. En lo que va corrido de 2013 seis comunicadores han perdido la vida violentamente en la región.

Andrés Morales, director de la no gubernamental Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), calificó de "gravísimo" el atentado contra Calderón a quien consideró "uno de los principales periodistas investigativos del país". Exigió a las autoridades "investigar lo que pasó" con el comunicador, quien lleva 19 años en Semana.

Adriana Hurtado, de la Federación Colombiana de Periodistas, recordó en un correo electrónico enviado a la AP que "Ricardo Calderón ha liderado investigaciones que revelan presuntos actos de corrupción de las fuerzas del Estado, por lo que nos lleva a mirar a algunos elementos al interior de las instituciones oficiales, en búsqueda de los responsables de esta agresión".

En febrero de 2009 Calderón inició una serie de publicaciones sobre una red de espionaje desde la policía secreta contra magistrados de la Corte Suprema de Justicia, periodistas, activistas y en general contra opositores del gobierno del presidente Alvaro Uribe (2002-2010) que desencadenó una investigación que tiene tras las rejas a más de 20 ex detectives del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) o la policía secreta.

Incluso por esas ilegales labores de espionaje el ex secretario general de la presidencia durante el gobierno de Uribe, Bernardo Moreno, recientemente recuperó la libertad de manera condicional aunque sigue siendo juzgado por la Corte Suprema.

Una ex directora del DAS, María del Pilar Hurtado, se encuentra asilada en Panamá desde fines de 2010 por los mismos presuntos seguimientos ilegales a los opositores de Uribe.

El presidente Juan Manuel Santos desmontó en 2011 esa entidad que dependía directamente de la presidencia.

Calderón también ha hecho denuncias periodísticas sobre los nexos entre el paramilitarismo y la clase política del país. Sus trabajos le han valido 13 premios de periodismo nacionales e internacionales.

La FLIP estima que un 87% de los 140 asesinatos de periodistas ocurridos en Colombia desde 1977 permanecen impunes. Sólo 17 casos han terminado con sentencia condenatoria. En 2012, al menos un periodista colombiano fue asesinado en el país en razón de su oficio, según la Fundación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios