16 de Noviembre de 2018

Mundo

Suprimir su doble moneda, propuesta peligrosa para Cuba

Unificar la divisa en la isla traería graves problemas de inflación y obligaría a cambiar las reglas de la contabilidad.

Una vendedora de alimentos muestra pesos convertibles,conocidos como CUC (los dos de la derecha) junto a pesos tradicionales en un mercado de La Habana. (Agencias)
Una vendedora de alimentos muestra pesos convertibles,conocidos como CUC (los dos de la derecha) junto a pesos tradicionales en un mercado de La Habana. (Agencias)
Compartir en Facebook Suprimir su doble moneda, propuesta peligrosa para CubaCompartir en Twiiter Suprimir su doble moneda, propuesta peligrosa para Cuba

Agencias
LA HABANA, Cuba.- Cuba es el único país del mundo que imprime dos divisas, en un sistema anticuado que hasta el líder Raúl Castro admite está paralizando la economía socialista de la isla y debe ser eliminado. El asunto es cómo hacerlo.

Meses después de que Castro declaró la unificación de la divisa una prioridad en un enérgico discurso ante el parlamento, no han trascendido detalles del proyecto. Un programa piloto que opera sin mucha exhaltación, sin embargo, podría dar algunas pistas de cómo afrontar el tema.

Desde que se impuso este sistema en 1994, la mayoría de los cubanos cobran en pesos nacionales, que se cotizan a 24 el dólar en las casas de cambio, mientras que los turistas y los cubanos que los atienden reciben un peso mucho más valioso, equivalente a un dólar, informa AP.

Esto quiere decir que médicos y científicos pueden ganar más dinero manejando taxis o alquilando habitaciones que trabajando en sus profesiones. En su discurso de julio, Castro dijo que el actual estado de cosas atenaza la economía y la sociedad en general.

La eliminación de la doble divisa conlleva el riesgo de generar inflación y beneficiar a unos, perjudicando a otros, una propuesta peligrosa en un país que postula la igualdad. También obligaría a cambiar las reglas que rigen la contabilidad y a eliminar enormes subsidios a empresas estatales en momentos en que hay muy poco efectivo.

De todos modos, hay indicios de que se vienen cambios.

Antiguas prácticas

Pavel Vidal, execonomista del Banco Central de Cuba que ahora enseña en la Universidad Javeriana de Colombia, declaró que se está lanzando un programa piloto con un grupo selecto de empresas estatales que operan con una tasa de cambio intermedia de 10 por 1.

Son empresas de sectores clave como el azúcar, la hotelería y cooperativas no agrícolas. No se ha tocado el tema en la prensa oficial, pero Vidal dijo que es algo en marcha y que es una buena iniciativa.

"Me parece muy bien porque la eliminación de la doble moneda necesita una gradualidad", manifestó.

Incluso los cambios incrementales pueden ser difíciles de sacar adelante pues requieren la desarticulación de antiguas prácticas de contabilidad que, de hecho, le permiten a las empresas estatales comprar dólares por mucho menos dinero que el que paga el cubano común.

Si bien la tasa oficial del peso convertible, o CUC, en las casas de cambio es 21-1, las empresas pagan una tasa subsidiada de 1-1.

"A quienes consiguen esa tasa de 1-1 les va bien, y ese es el sector oficial", dijo Rafael Romeu, ex presidente de la Asociación para el Estudio de la Economía Cubana, de Estados Unidos.

Estado ineficiente

A pesar de las reformas adoptadas por Raúl Castro, el estado tal vez siga siendo demasiado ineficiente como para hacer a un lado de una vez los subsidios.

"Enfrentarían sus problemas de presupuesto de una forma seria, pero no creo que estén listos para eso", opinó Romeu. "Tendrían que eliminar muchos servicios sociales".

Las dos divisas cubanas circulan desde 1994, en que la isla perdió miles de millones de dólares en comercio y subsidios con la Unión Soviética y se vio obligada a abrir reticentemente la economía al turismo, al tiempo que trataba de impedir que el efecto capitalista de esta iniciativa alcanzase a la mayoría de los isleños.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios