24 de Septiembre de 2018

Mundo

Terrible epidemia silenciosa se expande por EU

La enfermedad conocida como 'la fiebre del valle' ataca los pulmones, la piel, los huesos, el hígado, el cerebro, el corazón.

Cada año se registran cerca de 150 mil casos de la fiebre del valle. (corbis)
Cada año se registran cerca de 150 mil casos de la fiebre del valle. (corbis)
Compartir en Facebook Terrible epidemia silenciosa se expande por EUCompartir en Twiiter Terrible epidemia silenciosa se expande por EU

Agencias
ARIZONA, EU.- Cada año se registran cerca de 150 mil casos de una enfermedad cuyo impacto en los desiertos del suroeste de EU es igual, según el doctor en enfermedades infecciosas John Galgiani, "al impacto de la polio antes de (que se creara) la vacuna".

Esta enfermedad conocida como la fiebre del valle (o cocci) ha sido hasta la actualidad poco investigada. 

Se sabe que las personas se infectan al inhalar un hongo llamado Coccidioides immitis que se encuentra en la tierra y en el polvo. Dos tercios de los casos ocurren en Arizona, donde en 2012 fue la segunda enfermedad más reportada, según publica el sitio web actualidad.rt.com.

Según un artículo publicado en la revista 'The New Yorker', los casos se han multiplicado por diez entre 1998 y 2011, y lo más preocupante es que para "los casos más graves", afirma el boletín, "no hay cura". 

El hongo ataca los pulmones, pero también puede afectar la piel, los huesos, el hígado, el cerebro, el corazón, así como las membranas que protegen el cerebro y la médula espinal.

Minimiza la esperanza de vida

"Una paciente, una mujer blanca de 26 años de edad que pescó la fiebre del valle hace cuatro años, contó que la medicina le hacía vomitar sin parar. Estuvo paralizada temporalmente, ha sido sometida a tres cirugías cerebrales y a 22 punciones lumbares", reza parte de la publicación en 'The New Yorker', agregando que los médicos lamentan que las esperanzas para salvar a la joven sean nulas.

Actividades como la construcción pueden levantar las esporas del coccidioides immitis, que se propaga fácilmente por los vientos del desierto de la región. 

Las esporas también pueden trasladarse a lugares lejanos y pueden, incluso, ser un peligro para las personas que reciben órganos donados ya infectados.

La revista cuenta que un hombre de Michigan, al otro lado de EU, cayó enfermo después de comprar un coche usado en Phoenix.

"El impacto de la fiebre del valle en las poblaciones endémicas es igual a la repercusión de la polio o la varicela antes de las vacunas", señaló John Galgiani, un experto en enfermedades infecciosas que dirige el Centro de la Fiebre del Valle en la Universidad de Arizona.

A pesar de que la fiebre del valle es una enfermedad fácil de contraer y puede ser muy grave, incluso mortal, hay poca financiación para su investigación. Y es que analizar las esporas en un laboratorio también plantea un peligro importante: un grupo de estudiantes de obstetricia padece la fiebre del valle a pesar de que su aula se encontraba dos pisos más arriba del laboratorio donde estudiaban el hongo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios