17 de Octubre de 2018

Mundo

Pesadilla familiar por tiroteo entre niños

Un joven de 12 años asesinó a tiros a su hermano menor, de 6, e hirió al mayor, de 16, para después cometer suicidio al norte de Tampa, Florida.

Una madre está viviendo una terrible pesadilla en Florida, pues uno de sus pequeños hijos mató al otro y después se suicidó. (rt.com/Foto de contexto)
Una madre está viviendo una terrible pesadilla en Florida, pues uno de sus pequeños hijos mató al otro y después se suicidó. (rt.com/Foto de contexto)
Compartir en Facebook Pesadilla familiar por tiroteo entre niñosCompartir en Twiiter Pesadilla familiar por tiroteo entre niños

Agencias
HUDSON, Florida.- Un niño de 12 años estaba cocinando con su hermano mayor cuando comenzó una discusión
Entonces mató a tiros a su hermano de 6 años e hirió al mayor en una pierna antes de suicidarse, dijo el jueves un jefe policial en Florida.

Chris Nocco, jefe de la Policía del Condado Pasco, había dicho anteriormente que la discusión del miércoles fue por un asunto de comida, pero en una conferencia de prensa el jueves declinó hablar de eso, limitándose a decir que los dos hermanos mayores estaban cocinando y que los detectives siguen investigando.

Los hermanos fueron identificados como Kevin Pimentel, de 12 años; Brady Pimentel de 6, y Trevor Pimentel, de 16. Los tres estaban en casa en el vecindario de casas móviles Sugar Lane al norte de Tampa. La madre de los menores estaba trabajando en el momento de los hechos, dijo Nocco.

El jefe policial declinó ofrecer más detalles, como el motivo por el que el menor tomó el arma.

"La madre está viviendo una pesadilla en este momento", dijo Nocco. "Ella no conoce todavía todos los detalles, no está en condiciones de manejar eso, ni física ni emocionalmente", afirmó.

Trevor Pimentel llamó al teléfono de emergencia el miércoles a las 18:19 horas. Cuando los policías llegaron, comenzó a gritar "Estoy herido, estoy herido", desde dentro de la casa móvil, dijo Nocco.

Las autoridades dijeron que no han encontrado pruebas de que en algún momento las autoridades policiales o de bienestar infantil hayan acudido a la casa antes de los hechos.

La madre, Helen Campochinera, es una mujer trabajadora que tiene dos empleos para poder mantener a sus hijos, dijo el jefe policial, quien agregó que había tenido un accidente vial hace poco, pero ni siquiera fue al hospital porque tenía que trabajar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios