21 de Mayo de 2018

Mundo

Toma de rehenes en Australia, una advertencia de los extremistas

Tony Abbot pidió un informe para saber cómo el secuestrador Man Haron Monis obtuvo asilo político y la residencia permanente en Australia.

Una rehén corre hacia un policía, luego de huir de la cafetería donde estaba secuestrada. (Agencias)
Una rehén corre hacia un policía, luego de huir de la cafetería donde estaba secuestrada. (Agencias)
Compartir en Facebook Toma de rehenes en Australia, una advertencia de los extremistasCompartir en Twiiter Toma de rehenes en Australia, una advertencia de los extremistas

Agencias
SIDNEY, Australia.- El primer ministro de Australia, Tony Abbot, admitió hoy que la reciente toma de rehenes en una cafetería de Síndney, que se saldó con tres muertos, pudo haberse prevenido, pero ahora debe ser vista como una advertencia para las autoridades.

“Es una advertencia atroz. Esta atrocidad podría haber sido evitable, por lo tanto la importancia de una investigación rápida y minuciosa”, reconoció Abbot en una entrevista con la emisora 2GB.

Man Haron Monis, un clérigo musulmán de origen iraní con varios procesos abiertos por la justicia de Australia, tomó el lunes pasado el Lindt Chocolat Cafe de Sídney y mantuvo como rehenes a un número indeterminado de personas hasta que intervino la policía.

La toma de rehenes concluyó 16 horas después, cuando la policía irrumpió y abrió fuego en el café para liberar a los cautivos, dos de los cuales murieron -una abogada y madre de tres hijos, así como el gerente del café, Tori Johnson-, además del autor del secuestro.

Monis estaba en libertad bajo fianza por su presunto vínculo como cómplice en el asesinato de su exesposa y era conocido por enviar cartas ofensivas a los familiares de los soldados australianos muertos en Afganistán.

Abbott anunció una investigación para establecer por qué Monis, que tenía antecedentes, no se encontraba bajo vigilancia cuando tomó a 17 personas como rehenes en la cafetería e incluso tenía una licencia de armas, con la que pudo comprar legalmente la que usó para el secuestro.

Además, el primer ministro australiano pidió un informe para finales de enero, en el que se determine cómo Monis obtuvo asilo político y la residencia permanente en Australia, las ayudas sociales que recibió y sus procesos judiciales.

El objetivo es mejorar la coordinación entre las agencias gubernamentales en el futuro, indicó Abbot.

Australia es uno de los principales países que integran la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos, para combatir a los yihadistas del Estado Islámico (EI) en Irak y Siria.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios