18 de Noviembre de 2018

Mundo

Tamales sabor.... ¿cocaína?

Esta fue una de las tretas del crimen organizado para cruzar cargamentos de droga a Estados Unidos

Un salvadoreño intentó pasar 200 tamales rellenos de cocaína a Texas. (Agencias)
Un salvadoreño intentó pasar 200 tamales rellenos de cocaína a Texas. (Agencias)
Compartir en Facebook Tamales sabor.... ¿cocaína?Compartir en Twiiter Tamales sabor.... ¿cocaína?

Agencias
SAN DIEGO, Cal.- Tamales con relleno de cocaína, galletas caseras horneadas con drogas, muñecas, extinguidores, caballitos de madera y hasta un acordeón lleno de metanfetaminas son algunos de los recursos que las autoridades fronterizas han descubierto que se emplean para el tráfico de estupefacientes.

Esta semana un joven tijuanense de 20 años cruzaba a California a bordo de un vehículo con un extinguidor de incendios en el que escondía drogas, informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), pero esa incautación, el miércoles, es sólo uno de los intentos ingeniosos más recientes para pasar drogas por la frontera.

Ante la dificultad de cruzar la frontera por campo abierto, donde vigilan unos 22 mil patrulleros fronterizos, quienes optan por el narcotráfico hormiga a través de las 42 garitas que separan a Estados Unidos de México y los puertos marinos utilizan a menudo fórmulas creativas, según publica el sitio web excelsior.com.mx.

CBP ha divulgado gradualmente en las últimas semanas en su cuenta de Twitter algunos de esos métodos.

Galletas caseras, muñecas, extinguidores, caballitos de madera y hasta un acordeón fueron utilizados por los narcos para traficar droga

Una de las fórmulas más llamativas de narcotráfico a pequeña escala estuvo a cargo de un inmigrante salvadoreño de 46 años, quien en agosto pasado entraba a Texas con unos 200 tamales, presuntamente para una fiesta.

Los inspectores aduanales encontraron con recursos tecnológicos que media docena de los tamales tenían relleno de cocaína.

El guatemalteco Mauricio Isidro Rivera Hernández entraba a Nueva Jersey con un cargamento de galletas estilo Guatemala, sólo que muchas de las galletitas horneadas “con la receta de mamá” contenían en conjunto un kilo 730 gramos de cocaína.

Desde Mexicali, en abril, pasaba la frontera un hombre que dijo que quería vender quesos y varias de las ruedas de queso escondían un kilogramo de metanfetamina.

Un par de días antes de ese incidente, las autoridades encontraron también en la garita de Calexico dos kilos de drogas sintéticas que otro estadunidense, de 62 años, ocultaba entre botellas y botes que, dijo, llevaba a reciclar.

En septiembre encontraron opio en 66 barras de jabón procedente de Asia, y en junio los inspectores fronterizos descubrieron que les resultaba inútil tratar de hacer sonar un acordeón que pasaba la frontera por Nogales, porque el instrumento estaba lleno de metanfetaminas.

El músico Eloy Rentería Ortiz, un estadounidense de 18 años, reconoció que llevaba en su acordeón para cantar rancheras dos kilogramos de drogas sintéticas.

Las autoridades publicaron fotografías de al menos una muñeca Barbie que, debajo de un amplio vestido, escondía 52 mil dólares de heroína, sin precisar la incautación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios