13 de Diciembre de 2017

Mundo

Tragedia familiar en arroyo de Misisipi

Cinco hermanos pequeños y una mujer adulta fallecieron al salirse de la carretera la camioneta en la que viajaban; los padres de los menores sobrevivieron.

Las víctimas del accidente en el río Misisipí vivían al este de Filadelfia. (www.wordpress.com)
Las víctimas del accidente en el río Misisipí vivían al este de Filadelfia. (www.wordpress.com)
Compartir en Facebook Tragedia familiar en arroyo de MisisipiCompartir en Twiiter Tragedia familiar en arroyo de Misisipi

Agencias
JACKSON, Misisipí.- Cinco hermanos pequeños y un adulto murieron el sábado temprano cuando una camioneta todo terreno se salió de una carretera en el este de Misisipi y cayó a un arroyo crecido por las lluvias, dijeron las autoridades.

Tommy Waddell, alguacil del condado de Neshoba, reportó que al parecer las víctimas se ahogaron después de que el vehículo, una Dodge Durango, salió en los primeros minutos del sábado de una carretera provincial 32 kilómetros (20 millas) al sureste de Filadelfia, dio a conocer The Associated Press.

Waddell identificó a los cinco niños muertos como Dasyanna John, de 9 años; Duane John, de 8; Bobby John, de 7; Quinton John, de 4; y Kekaimeas John, de 18 meses. Diane Chickaway, de 37 años y amiga de la familia, también falleció.

El alguacil informó que todos eran miembros de la Banda de Indios Choctó del Misisipí y vivían en la comunidad Pearl River, al este de Filadelfia. La tribu opera un complejo grande de casinos en el área.

El padre de los niños, Dewayne John, escapó del vehículo y se encontraba hospitalizado por hipotermia y aspiración de agua. También sobrevivieron la madre de los pequeños, Deanna Jim, y el esposo de Chickaway, Dale Chickaway.

El grupo viajaba a Conehatta, otra comunidad choctó, y Dewayne John iba manejando. Waddell afirmó que se le realizó una prueba para determinar si conducía ebrio, pero aún no se tenían los resultados.

Al parecer ninguno de los nueve ocupantes de la camioneta tenía colocado el cinturón de seguridad, dijo el alguacil. Los niños tampoco viajaban en asientos especiales para niños pequeños, agregó.

El accidente ocurrió en la carretera provincial 107, en un área rural cerca de la línea que divide los condados de Neshoba y Newton, donde ha caído mucha lluvia en días recientes, que elevó el nivel de un arroyo que Waddell describió como normalmente pequeño.

El alguacil agregó que no estaba lloviendo ni había hielo en el camino. "Este accidente no está relacionado con el mal tiempo", subrayó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios