21 de Septiembre de 2018

Mundo

Tri-Valley University, uno de los mayores fraudes estudiantiles en EU

La supuesta universidad vendía documentos que permitía a extranjeros conseguir visas de estudiante.

Activistas del partido opositor indio Bharatiya Janata protestan en Nueva Delhi, India, por las restricciones a estudiantes indios de la Universidad Tri-Valley en California. (Agencias)
Activistas del partido opositor indio Bharatiya Janata protestan en Nueva Delhi, India, por las restricciones a estudiantes indios de la Universidad Tri-Valley en California. (Agencias)
Compartir en Facebook Tri-Valley University, uno de los mayores fraudes estudiantiles en EUCompartir en Twiiter Tri-Valley University, uno de los mayores fraudes estudiantiles en EU

Agencias
SAN FRANCISCO, EU.- Desde su hogar en India en 2010, Bhanu Challa dijo que no tenía motivos para dudar de que Tri-Valley University fuese una institución de enseñanza superior legítima en donde pudiera conseguir una maestría estadounidense. El portal mostraba estudiantes sonrientes con togas de graduados y ofrecía instalaciones en un suburbio de San Francisco.

Meses después, la mujer era esposada mientras los investigadores federales le preguntaban sus motivos para estar en Estados Unidos. Las autoridades le dijeron que Tri-Valley era una universidad falsa que vendía documentos que permitían a extranjeros conseguir visas estudiantiles y, en algunos casos, trabajar en el país mientras prácticamente no suministraban educación alguna, según los investigadores.

"Me quedé totalmente en blanco", recordó Bhanu. "No sabía qué hacer, a quién acudir".

Tri-Valley es una de por lo menos media decena de establecimientos de enseñanza que fueron cerrados o allanados por las autoridades en los últimos años por supuesto fraude inmigratorio. Al igual que Tri-Valley, habían obtenido permiso de las autoridades de inmigración para admitir estudiantes extranjeros.

Sin embargo, la mayoría ofrecía poca o ninguna instrucción ni exigía a todos los estudiantes asistir a clases y en cambio explotaba el sistema de visas estudiantiles con fines de lucro, dijeron los investigadores.

Los investigadores creen que algunos estudiantes llegaron engañados, pero otros estaban satisfechos de estar en Estados Unidos, con o sin educación

"Si existe el modo de ganarse algún dinero, alguien lo hará", sentenció Brian Smeltzer, director de la Unidad de Antiterrorismo y Explotación Delictiva en el departamento de investigaciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE en inglés).

Solo el año pasado, dijo Smeltzer, su oficina calificó como potencialmente ilegales unos 150 de los nueve mil establecimientos certificados para aceptar estudiantes extranjeros.

Meltzer dijo que muchas de las escuelas que investiga su agencia están en California, que tiene el mayor número de estudiantes extranjeros y establecimientos certificados para aceptarlos. Nueva York ocupa el segundo lugar.

Algunos críticos sostienen que los recientes casos de fraude con visas ponen de manifiesto fallas en la supervisión de las escuelas que admiten estudiantes extranjeros, un problema que la agencia asegura estar corrigiendo y los expertos sostienen que el fraude perjudica la reputación del sistema de educación superior estadounidense, que actualmente tiene unos 900 mil estudiantes extranjeros.

"Si alguien se hace la ilusión de que fue un caso aislado, está soñando", comentó Barmak Nassirian, director federal de análisis de políticas en la Asociación Estadounidense de Colegios y Universidades Estatales. "Hay muchos más".

En la Union University de California en Fullerton, el propietario Samuel Chai Cho Oh teatralizó una supuesta fiesta de graduación como parte de un fraude, según funcionarios de inmigración. Se declaró culpable de fraude con visas y lavado de dinero y fue sentenciado a un año de prisión en 2011.

En la Academia Preparatoria de Duluth, Georgia, el presidente Dong Seok Yi fue sentenciado el año pasado a 21 meses de cárcel por poner en marcha un plan de enrolar a algunas mujeres con el entendimiento de que no asistirían a clases sino que trabajarían en bares, según la fiscalía.

Los investigadores dicen que Tri-Valley, con más de mil estudiantes, muchos de ellos provenientes de India, representó uno de los mayores fraudes estudiantiles. La fundadora y presidenta, Susan Xiao.Ping Su, empleó más de 5.6 millones de dólares recaudados con el fraude estudiantil para comprar propiedades y un Mercedes Benz, dijeron las autoridades. Fue sentenciada en octubre a 16 años de prisión y la escuela fue clausurada.

El caso de Tri-Valley provocó protestas enérgicas en India porque las autoridades estadounidenses colocaron detectores de movimiento en los tobillos de exestudiantes. Los investigadores creen que algunos estudiantes llegaron engañados pero que otros estaban satisfechos de estar en Estados Unidos, con o sin educación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios