24 de Junio de 2018

Mundo

Niña enferma sobrevive gracias a la Coca-Cola

Una mujer escocesa afirma que el refresco ayuda a vivir a su hija Ami Rose, que sufre una enfermedad congénita en el sistema digestivo.

Las propiedades beneficiosas de la gaseosa ayudan a disolver el alimento de la niña. Imagen de contexto. (Archivo)
Las propiedades beneficiosas de la gaseosa ayudan a disolver el alimento de la niña. Imagen de contexto. (Archivo)
Compartir en Facebook Niña enferma sobrevive gracias a la Coca-ColaCompartir en Twiiter Niña enferma sobrevive gracias a la Coca-Cola

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- Mientras que en México médicos y expertos han pedido al Gobierno del Distrito Federal que proteja a los mexicanos de la Coca-Cola, en Escocia una mujer asegura que ha curado de sus males a su hija con la misma bebida.

De acuerdo con el sitio web actualidad.rt, la carta-petición dirigida al Gobierno capitalino dice que "existe la evidencia científica suficiente de que el consumo de refresco es un factor que contribuye significativamente a la epidemia de obesidad y diabetes y de que los mexicanos somos los mayores consumidores de esta bebida en el mundo".

Abelardo Ávila Curiel, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán", es uno de los autores del texto. Él se reunió con sus colegas para solicitar al gobierno capitalino una declaratoria de emergencia de salud para combatir las enfermedades que tienen que ver con el consumo de Coca-Cola: sobrepeso, obesidad y diabetes.

Sin embargo, precisamente esta bebida famosa en todo el mundo, ayuda a salvar la vida de una niña escocesa todos los días, según asegura su madre.

La escocesa Amanda Todd afirmó en una nota publicada por el tabloide británico 'The Sun', que la Coca-Cola ayuda a vivir a su hija Ami Rose, quien sufre una enfermedad congénita en el sistema digestivo.

Refiere que la niña nació ocho semanas antes de lo normal y luego del alumbramiento los doctores le diagnosticaron una enfermedad congénita mortal en los sistemas respiratorio y digestivo. El esófago de la niña no está unido al estómago sino a los pulmones. 

A causa de esta particularidad, cada alimento que asimila puede ser el último para Ami Rose, pues el bolo alimenticio no pasa por la zona correcta y eso le provoca una fuerte tos. 

A veces, trozos de comida se pegan debido a una cicatriz en la garganta, lo cual obstaculiza el ingreso de aire. Por este motivo, la madre de Ami ha tenido que llevarla al hospital con señales de asfixia repetidas veces.

Según la mujer, un día Ami se atragantó al punto de comenzar a perder el conocimiento, los labios de la pequeña se pusieron azules; Amanda entendió que no alcanzaría a llevar a su hija al hospital. Desesperada, tomó de la mesa una botella con Coca-Cola y se la hizo tomar.

Para sorpresa de la madre, su hija dejó de toser apenas tomó la bebida y ni siquiera fue necesario llamar al médico. En la actualidad

El testimonio de Amanda es elocuente: "Antes había oído de las propiedades beneficiosas de la gaseosa para disolver el alimento y acabar con su obstrucción. Pero mi decisión fue más que nada una acción desesperada".

Ahora, Amanda dice que utiliza la 'nueva medicina' de manera regular.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios