26 de Septiembre de 2018

Mundo

Esta ciudad es un 'museo andante' en Viernes Santo

Las esculturas religiosas que pasean por las calles de la española Valladolid tienen un valor incalculable.

La Semana Santa de la ciudad española de Valladolid busca la protección de la Unesco. (Notimex)
La Semana Santa de la ciudad española de Valladolid busca la protección de la Unesco. (Notimex)
Compartir en Facebook Esta ciudad es un 'museo andante' en Viernes SantoCompartir en Twiiter Esta ciudad es un 'museo andante' en Viernes Santo

Agencias
VALLADOLID, España.- Con una historia que se remonta al siglo XV, Valladolid celebra la Semana Santa convirtiéndose este viernes en una ciudad museo debido a la riqueza artística que transita por las calles, ante propios y extranjeros, cumpliendo la tradición.

Fue en el siglo XV cuando se comenzaron a organizar las primeras procesiones y fue durante el siglo XVII cuando la Semana Santa de esta ciudad norteña logró su mayor esplendor escultórico.

Tras decaer en el siglo XIX, fue en 1920 cuando se impulsó la Procesión General del Viernes Santo, que reúne a todas las cofradías y a la mayoría de los pasos y que este año es presenciada por un gran número de visitantes, entre ellos la embajadora de México en España, Roberta Lajous.

En la Procesión General de Viernes Santo pueden contemplarse en las calles unas esculturas que durante el año reposan en museos, iglesias y conventos, surgidas de las mejores manos de los imagineros castellanos.

Todas las cofradías tienen una imagen titular a la que se daba culto, alguna de las cuales fue ejecutada por los más prestigiosos artistas.

Las tallas, que se encuentran entre las de mayor valor artístico del mundo en escultura policromada, debido principalmente a imagineros como Juan de Juni y Gregorio Fernández, han resistido años, al viento, al polvo, la lluvia, y siguen causando expectación a quienes las observan.

Momento cumbre

El historiador Javier Burrieza Sánchez resaltó que la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor es uno de los momentos culminantes de una Semana Santa que ha encontrado muchas emociones en cientos de años pasados.

Para el también cófrade en al menos tres procesiones, cuando mejor se puede descubrir la ciudad de Valladolid es en este tiempo de Semana Santa, pues en ella se dan cita no solamente los sentimientos religiosos de un pueblo o las tradiciones seculares de sus mayores, sino también su historia.

Más allá de ello, se pueden ver algunas de las obras maestras de su imaginería religiosa.

En entrevista con Notimex, apuntó que uno de los principales elementos de esta festividad de la Semana Santa en Valladolid es su gran patrimonio artístico, que está acompañado de un patrimonio humano a través de la historia de las cofradías, que ya tienen más de cinco siglos y que nacieron antes del Concilio de Trento.

“Ese patrimonio artístico y ese patrimonio humano están muy bien ensamblados, a lo largo de la Semana Santa, con un programa de actividades, un programa procesional y litúrgico, con un carácter austero, muy castellano”, sostuvo.

Lazos cercanos

El historiador destacó la relación estrecha de la Semana Santa de Valladolid con América Latina y con México.

“Lo que se hizo en México, a través de la llegada de los españoles, fue expresar allí todo lo bueno y todo lo malo que tenía Castilla en esos momentos, y una de las cosas singulares eran sus muchas celebraciones, entre estas la de Semana Santa”, expresó.

Subrayó que hay que analizar, y no se ha hecho suficientemente, España con América y América con España, cómo coinciden dentro de ese plano general de la Semana Santa.

Este viernes, a las 12:00 hora local, se celebró en la Plaza Mayor, ante todas las Autoridades locales, Cofradías Penitenciales y pueblo fiel, el pronunciamiento del Sermón de las Siete Palabras, a cargo de Fray Luis Miguel Garcia Palacios, subprior del Convento Dominico de San Pablo de Palencia.

Es Valladolid el único sitio en España, y prácticamente del mundo, que celebra, al aire libre y con imágenes artísticas de siete pasos, este sermón.

Valor incalculable

Siendo la Semana Santa de Valladolid festividad considerada de interés turístico e internacional, busca convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente Santiago, resaltó que la de esta ciudad es una Semana Santa que tiene un valor incalculable desde el punto de vista artístico, las tallas que se exhiben, la mayor parte son del siglo XVII, tallas de los grandes genios de la imaginería castellana y cualquiera de las piezas es absolutamente única e inigualable.

Confirmó que se está trabajando para que sea considerada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y resaltó que además de convertirse en un museo al aire libre en estos días, se vive con un gran recogimiento y participación.

Una ciudad poco acostumbrada a recibir tal cantidad de gente fuera de la Semana Santa, vive ahora las terrazas con cafés y copas a rebosar, los hoteles, bares y restaurantes llenos, procesiones multitudinarias, historia y devoción.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios