13 de Diciembre de 2017

Mundo

Vaticano aprueba nuevo reglamento de los Legionarios

El documento contiene las normas fundamentales de la congregación, las normas esenciales sobre su identidad y misión, su gobierno y disciplina.

Con esta aprobación definitiva de las Constituciones concluye un proceso de reforma que comenzó en 2010 por mandato del Papa Benedicto XVI. (legionariesofchrist.org)
Con esta aprobación definitiva de las Constituciones concluye un proceso de reforma que comenzó en 2010 por mandato del Papa Benedicto XVI. (legionariesofchrist.org)
Compartir en Facebook Vaticano aprueba nuevo reglamento de los LegionariosCompartir en Twiiter Vaticano aprueba nuevo reglamento de los Legionarios

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- El Vaticano aprobó las nuevas Constituciones de los Legionarios de Cristo, el reglamento interno de la congregación, resultado de un proceso de reformas, y el cual busca dejar atrás la estructura que permitió los actos inmorales del fundador, Marcial Maciel Degollado.

Según informó a Notimex la oficina de prensa del instituto religioso en Roma, la noticia fue dada a conocer por su director general, Eduardo Robles-Gil, con una carta dirigida a todos los miembros y fechada este día, 1 de noviembre.

La aprobación definitiva de las Constituciones fue comunicada con una misiva del 16 de octubre pasado firmada por José Rodríguez Carballo y Sebastiano Paciolla, secretario y subsecretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica del Vaticano, respectivamente.

“Tenemos ahora en nuestras manos el texto de nuestras Constituciones que describe para cada uno de nosotros el modo específico de vivir la vida religiosa en la Legión”, indicó Robles-Gil en su carta sobre el nuevo texto, que ya está en vigor.

El documento contiene las normas fundamentales de la congregación, las normas esenciales sobre su identidad y misión, su gobierno y disciplina; la incorporación y formación de los miembros.

Con respecto a las anteriores Constituciones, las nuevas han eliminado muchos capítulos, artículos y números “para facilitar la distinción de fondo entre lo esencial y lo accidental” y permitir una “mayor adaptación a las circunstancias de tiempos y lugares”.

“Han pasado 872 artículos en las Constituciones anteriores a 235 en las recién aprobadas. Se busca armonizar los elementos normativos con los espirituales, eliminando el tono exhortativo”, explicó una nota de la Legión.

El escrito previo había sido realizado por el fundador Marcial Maciel Degollado, cuya doble vida que incluyó abusos sexuales contra menores, uso de drogas y otros actos inmorales, había sido facilitada por la estructura rígida y aisladora producto –entre otras cosas- de esas Constituciones.

De hecho la apenas aprobada es la sexta versión que existe de las Constituciones. La primera data de 1948 y fue autorizada en México. En todas las ocasiones fueron aprobadas por las autoridades eclesiásticas competentes.

Hasta ahora en dos territorios, México y Chile, la administración estaba bajo la responsabilidad de laicos

Los Legionarios explicaron que este nuevo documento no necesitó incluir una referencia explícita a la figura de Marcial Maciel, porque según la ley de la Iglesia católica, este sólo contiene normas de funcionamiento generales.

Además aclaró que sobre los actos del fundador ya se tomó una postura institucional el 6 de febrero pasado, en un comunicado del Capítulo General, el máximo órgano de gobierno de la congregación. Esa nota calificó sus comportamientos como “gravísimos y objetivamente inmorales”.

Durante ese mismo Capítulo, los Legionarios aprobaron las nuevas Constituciones que sufrieron diversas modificaciones a petición del Vaticano, antes de llegar a esta aprobación definitiva.

Las observaciones de la Santa Sede fueron incluidas en el texto final que, no obstante, fue enmendado una vez más antes de su aprobación definitiva. Estos cambios, incluidos directamente por las autoridades vaticanas, incluyeron a dos de sus pasajes.

Varios números (1,2; 16; 112; 130.2) en los cuales las Constituciones se refieren a la relación entre los Legionarios y el Regnum Christi no fueron aprobados, porque la naturaleza de ese movimiento de laicos dentro de la Iglesia “está todavía por definirse”.

En efecto, el Regnum todavía se encuentra inmerso en un proceso de reflexión interno que lo llevará a redactar, a su vez, unos nuevos reglamentos internos. Esto tomará todavía varios años y se estima que concluya en el año 2020.

Por otra parte el 198.2 fue aprobado pero con cambios. Originalmente los Legionarios habían propuesto que el puesto de administrador (ecónomo) en los respectivos territorios pudiera ser un laico consagrado miembro del Regnum Christi y con carrera de administración.

El Vaticano rechazó esta posibilidad y ordenó que ese artículo quedase redactado de la siguiente manera: “El administrador territorial sea un sacerdote, miembro del Instituto, al menos de 30 años de edad”.

Hasta ahora en dos territorios, México y Chile, la administración estaba bajo la responsabilidad de laicos.

En el caso mexicano este puesto ya fue cambiado y ahora es un sacerdote quien se ocupará de esa tarea; mientras los chilenos deberán adecuarse lo antes posible.

Entre las innovaciones incluidas por el nuevo documento constitucional destaca el carisma de la congregación, que corresponde a la de “formar apóstoles, líderes cristianos al servicio de la Iglesia”, además de buscar “el crecimiento espiritual, la formación integral y la proyección apostólica de hombres y mujeres”.

Además establece un esquema de gobierno que sea más participativo, descentralizando responsabilidades en los directores territoriales, evitando la multiplicación de oficios auxiliares y revalorando la figura del superior que es responsable de una comunidad, “no mero representante de una instancia superior”.

Por otra parte se asegura que haya directores espirituales y confesores distintos de los superiores de la congregación a los que los religiosos puedan acudir libremente. Esto asegura una mayor libertad de conciencia.

Con esta aprobación definitiva de las Constituciones concluye un proceso de reforma que comenzó en 2010 por mandato del Papa Benedicto XVI y que llevó a la celebración del Capítulo General Extraordinario en enero y febrero de 2014.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios