23 de Septiembre de 2018

Mundo

Vida cristiana 'no es alienación'

El Papa dijo que toda la vida cristiana es un trabajo de Jesús, del Espíritu Santo, para prepararnos los ojos para poder ver.

Papa Francisco comparte unas palabras con el portavoz del Vaticano Federico Lombardi. (Agencias)
Papa Francisco comparte unas palabras con el portavoz del Vaticano Federico Lombardi. (Agencias)
Compartir en Facebook Vida cristiana 'no es alienación'Compartir en Twiiter Vida cristiana 'no es alienación'

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- La vida cristiana "no es alienación" sino "un trabajo de Jesús y del Espíritu Santo para prepararnos los ojos para ver el rostro de Dios", dijo hoy el Papa Francisco en la misa matinal en la Casa de Santa Marta.

De acuerdo con el sitio web ansa.it, participaron en la misa algunos empleados de la Tipografía Vaticana, la Gendarmería y la OFicina del Trabajo de la Sede Apostólica (ULSA).

"Toda la vida cristiana -dijo el Papa en la homilía, referida por Radio Vaticana- es un trabajo de Jesús, del Espíritu Santo, para prepararnos un lugar, prepararnos los ojos para poder ver".

"Pero Padre, yo veo bien ¡no necesito anteojos!: pero esa es otra visión. Pensemos -agregó el Papa- en los que están enfermos de catarata y deben operarse: ven, pero ¿qué dicen después de la operación? ¡Nunca hubiera pensado que podría ver así, tan bien, sin gafas!".

"Nuestros ojos, los ojos de nuestra alma, necesitan estar preparados para mirar ese rostro maravilloso de Jesús. Preparar el oído para poder oír las cosas bellas, las palabras bellas. Y principalmente preparar el corazón: preparar el corazón para amar, amar más", subrayó.

El papa Francisco comentó las palabras de Jesús que, en el momento de despedirse de los discípulos, los ve tristes y los invita a no estarlo.

"Estas palabras de Jesús son bellísimos. En un momento de despedida, Jesús les habla a sus discípulos, pero precisamente desde el corazón. El sabe que sus discípulos están tristes, porque se dan cuenta que la cosa no va bien", explicó.

"El dice: 'Pero que no se perturbe vuestro corazón'. Y comienza a hablar así, como un amigo, también con la actitud de un pastor. Yo digo: la música de estas palabras de Jesús, y la actitud del pastor, como el pastor hace con sus ovejas, ¿no?".

"'Pero que no se perturbe vuestro corazón. Tengan fe en Dios, también en mí'. ¿Y comienza a hablar de qué? Del cielo, de la patria definitiva".

"Con la figura del ingeniero, del arquitecto, les dice lo que va a hacer: 'Voy a prepararles un lugar, en la casa del Padre hay muchos sitios'. Y Jesús va a prepararnos un lugar", concluyó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios