13 de Diciembre de 2018

Mundo

Amenazan violencia y hambruna 'catastrófica' a Sudan del Sur

Advierte la ONU que debido a los enfrentamientos, la mitad de los 12 millones de habitantes enfrentarán el hambre o morirán para finales de año.

Mujeres y niños esperan para ser atendidos en un hospital administrado por Médicos Sin Fronteras en Leer, Sudán del Sur. (Agencias)
Mujeres y niños esperan para ser atendidos en un hospital administrado por Médicos Sin Fronteras en Leer, Sudán del Sur. (Agencias)
Compartir en Facebook Amenazan violencia y hambruna 'catastrófica' a Sudan del SurCompartir en Twiiter Amenazan violencia y hambruna 'catastrófica' a Sudan del Sur

Agencias
LEER, Sudán del Sur.- Cuerpos embutidos en pozos, casas incendiadas, niños jugando con armamento militar y bebés con los contornos esqueléticos del hambre.

Estas son las escenas de una parte remota del sur de Sudán —Leer— donde Médicos Sin Fronteras acaba de comenzar a alimentar a niños con desnutrición grave unos tres meses después de que el hospital de la organización humanitaria fue destruido en medio de la violencia que desgarra al país desde diciembre, según publica The Associated Press.

Un niño traído a la clínica por una madre con la esperanza de que le pudieran salvar la vida murió al día siguiente.

El secretario general de la ONU Ban Ki-moon dijo el lunes al Consejo de Seguridad que visitó Sudán del Sur este mes con el fin de "encender la alarma sobre la violencia y el riesgo de una hambruna catastrófica". Ban advirtió que si continúan los enfrentamientos, la mitad de los 12 millones de habitantes de Sudán del Sur serán desplazados, enfrentarán el hambre o morirán para finales de año.

Médicos Sin Fronteras reabrió el jueves su clínica para una multitud de residentes que buscan ayuda para combatir diversas enfermedades

Las tropas del gobierno encabezadas por el presidente Salva Kiir y las fuerzas rebeldes leales al exvicepresidente Riek Machar se enfrentaron el domingo, sólo dos días después de que Kiir y Machar se reunieron en Etiopía para firmar un acuerdo de alto el fuego, el segundo tratado de paz del conflicto. El primero de ellos se vino abajo poco después de que se firmó.

Más de 1.3 millones de personas han huido de sus hogares debido a la violencia.

Las personas que huyeron de Leer, una ciudad de 20 mil habitantes en el estado de Unity, están empezando a regresar a sus hogares, muchos de los cuales fueron quemados o saqueados. Las lluvias estacionales están empezando a caer, obligando a las familias sin techo a refugiarse con los vecinos o quedar a la intemperie.

"Vivir en un lugar donde no tienes ni siquiera un techo es horrible ", dijo Sarah Maynard, una coordinadora de proyecto de Médicos Sin Fronteras. "Con el comienzo de las lluvias sólo va a empeorar. Las personas necesitan ayuda".

Médicos Sin Fronteras reabrió el jueves su clínica para una multitud de residentes que buscan ayuda para combatir la malaria, el sarampión, la diarrea, las infecciones de las vías respiratorias y el hambre. El grupo examinó a 600 niños y encontró que 50 enfrentaban el nivel más grave de desnutrición.

Nyagaaw Biel Dhoar trajo a la clínica a su hijo de dos años Jacob Rit Wadaar con la esperanza de que el personal médico pudiera salvarlo. Ella intentaba amamantarlo mientras agonizaba en sus brazos, pero ya era demasiado tarde. Jacob murió a la mañana siguiente.

Líderes mundiales como el secretario general de la ONU y el secretario de Estado norteamericano John Kerry se esforzaron para conseguir que Kiir y Machar se pusieran de acuerdo para el más reciente alto el fuego, en parte debido a que los socorristas advierten que si los residentes no regresan a casa este mes y cosechan antes de que se agraven las lluvias, el país carecerá de alimentos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios