17 de Diciembre de 2018

Negocios

Buscan ahogar 20 años de fracasos en acuacultura

El cultivo de pesquerías se ha intentado impulsar desde los 80, pero nunca se ha consolidado.

El Gobierno de Yucatán busca, con la generación de granjas acuícolas, reducir la presión a la pesca de pulpo (imagen) y mero. (SIPSE.com)
El Gobierno de Yucatán busca, con la generación de granjas acuícolas, reducir la presión a la pesca de pulpo (imagen) y mero. (SIPSE.com)
Compartir en Facebook Buscan <i>ahogar</i> 20 años de fracasos en acuaculturaCompartir en Twiiter Buscan <i>ahogar</i> 20 años de fracasos en acuacultura

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Desde hace más de dos décadas, Yucatán ha buscado introducir la acuacultura como una opción de desarrollo económico, principalmente en la exzona henequenera, conformada por más de 50 municipios que vivieron su auge con el cultivo del agave.

Desde 1995, el entonces gobernador Víctor Cervera Pacheco dio especial impulso a los proyectos acuícolas en la entidad, pues consideraba que era una medida que permitiría generar empleos para miles de productores de henequén que dejaron el cultivo tras la llamada "liquidación henequenera".

Entre los proyectos más destacados de su administración, se encuentra la instalación de una granja productora de camarón que operaba bajo el nombre de Industrias Pecis que llegó a generar más de 200 empleos y a exportar gran parte de su producción, por lo que se volvió un importante motor de la economía de la zona.

Víctor Cervera Pacheco intentó promover la acuacultura como solución a la falta de empleo en lo que fue la zona henequenera

La granja operó hasta 2002 en la comunidad costera de Sisal, municipio de Hunucmá, y tuvo que cerrar luego del paso del huracán "Isidore" en septiembre de ese año: el meteoro causó daños en su estructura, y se contaminó el agua de los estanques que contenían ejemplares y larvas.

Desde entonces se han establecido algunos proyectos para el cultivo de especies como la tilapia, pulpo, y peces de ornato, sin embargo, los más exitosos van de la mano de particulares y son realmente muy pocos.

Otros son en realidad programas de desarrollo de tecnología encabezados por centros de investigación como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Sin embargo, el caso exitoso de Pecis y algunas pequeñas granjas ha hecho que el actual Gobierno vuelva a incluir el desarrollo de la acuacultura para generar empleo y bajar la presión sobre las pesquerías tradicionales como el mero y el pulpo.

En abril de este año, el gobernador Rolando Zapata Bello, confirmó el inicio de la construcción de un Centro Nacional de Acuacultura, el cual servirá para fortalecer el sector pesquero de la entidad.

El gobierno del estado ya entregó el terreno a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación y ya iniciaron los protocolos para iniciar la construcción.

Dentro del Plan Estatal de Desarrollo

De igual manera, dentro del Plan Estatal de Desarrollo, la acuacultura, es una vertiente muy importante para el estado, pues espera permita complementar a la pesca ribereña, de la cual dependen por lo menos 20 mil familias.

En ese sentido, el director de Pesca de la Secretaría de Desarrollo Rural, Delfín Quezada Domínguez, confirmó que este centro permitirá el desarrollo de proyectos en los próximos años, en especial en comunidades rurales.

"Yo les puedo decir que en los últimos seis años se han invertido un promedio de cuatro millones de pesos anuales para ese tipo de acciones que en realidad son proyectos a mediano y largo plazos, de ahí lo complicado de su desarrollo", expuso.

Con el centro es un hecho que se va a dar continuidad a estos programas, en especial al cultivo de tilapia, pulpo y los proyectos que actualmente se desarrollan para cultivar el pepino de mar, indicó.

La acuacultura es una alternativa para quitar presión a la pesca ribereña de la que dependen 20,000 familias de Yucatán

Recordó que a la par del centro se ha establecido el "Programa para el desarrollo pesquero y acuícola", en donde a partir de 2014 se consolidarían inversiones bipartitas, entre el jefe del Ejecutivo y la Federación, para el desarrollo de este tipo de planes.

También resaltó que algunos ayuntamientos que han incursionado con éxito en el desarrollo de acuacultura han sido Umán, Mérida, Halachó, Dzemul, Seyé y Kinchil, los cuales ya generan empleos directos e indirectos en beneficio de las familias locales.

Refirió que no es una tarea fácil, pues no fue desde los 90, sino desde principios de los 80 que se ha intentado introducir el cultivo intensivo de tilapia en tanques de concreto, con un doble propósito: poner en funcionamiento sistemas de riego agrícola y el cultivo de esa especie.

"Pero se han registrado problemas para implementar la tecnología, aunados a situaciones sociales y culturales, junto con la duración sexenal de los programas de fomento, que impiden el seguimiento y desarrollo de estos sistemas", expuso.

Empero, el anuncio de la creación del centro acuícola y el haber incluido la acuacultura como eje principal dentro del Plan Estatal de Desarrollo, son factores que garantizan una importante continuidad que puede ir más allá de políticas exclusivamente sexenales, enfatizó.

(Con información de Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios