Salir al bar o restaurante sin temor a contagiarte de coronavirus, es posible

El respeto de las medidas de higiene es responsabilidad tanto de los propietarios de los comercios como de los clientes, así se evita la proliferación del coronavirus.

|
Respetar el número máximo de personas que pueden ingresar a un comercio en cada fase del desconfinamiento es de suma importancia. [Foto: Pexels]
Respetar el número máximo de personas que pueden ingresar a un comercio en cada fase del desconfinamiento es de suma importancia. [Foto: Pexels]

ESPAÑA.- La reactivación económica ha comenzado en varias naciones las cuales han relajado la cuarentena impuesta como medida preventiva ante la pandemia por coronavirus. Los protocolos de higiene y sana distancia continúan y esto involucra la participación activa tanto de los dueños de comercios como de los clientes. 

De acuerdo con el portal 20 Minutos, las autoridades españolas se han dado a la tarea de formular nuevos permisos que incluyen medidas de prevención y seguridad para evitar contagios, tales como respetar el aforo limitado y la distancia mínima entre personas. 

Es por ello que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) describió las diferentes medidas que han de tomarse en los bares y restaurantes españoles para evitar los contagios, lo que sin duda puede servir de guía para las demás naciones que pretendan reactivar su economía local de manera gradual. 

Te puede interesar: Así puedes solicitar apoyo del DIF para gastos funerarios; incluye Covid-19

La OCU exhorta a los clientes a respetar las medidas sanitarias prudentes, entre las que destacan: 

Responsabilidad de los clientes

Respetar el número máximo de personas que pueden ir en grupo en cada fase del desconfinamiento.

Elegir mejor los espacios al aire libre, como las terrazas. Procura reservar con antelación para facilitar que estén los espacios organizados con mesas preparadas antes de tu llegada. 

Evita compartir raciones y picar de un mismo plato, sobre todo, en caso de juntarte con personas con las que no convives. Si quieres compartir, cada uno su parte en un plato individual.

Mientras no estés comiendo o bebiendo, es mejor que lleves el cubrebocas, sobre todo cuando no sea posible respetar la distancia, como puede ser el momento en el que los camareros se acercan a tomar nota o a servirte. Pero no estés quitándotela y poniéndotela constantemente.

Para pagar la factura, es preferible utilizar tarjetas sin contacto, es decir, que no requieren contacto físico entre el empleado y el cliente.

Evita el contacto con superficies y objetos innecesarios.

Lávate las manos con jabón o con gel hidroalcohólico al entrar, pero también al salir del local.

El cuarto de baño, cuanto más accesible sea sin tocar nada, mejor: puertas que se abren solas, grifos automáticos, etc. Exige que haya jabón para el lavado de manos y papel de secado (mejor que las toallas de tela).

Responsabilidad de los dueños de comercios

Por otro lado, los propietarios y gerentes de los establecimientos deben cuidar que las instalaciones, mobiliario, utensilios, estén preparados para prevenir los contagios. Entre las medidas correspondientes a ellos se detallan las siguientes: 

Conviene evitar los menús en papel o cartón, y en su lugar usar cartas plastificadas que se puedan higienizar entre cliente y cliente. También se pueden usar formatos digitales o carteles grandes visibles para los clientes. 

No tener puestas las mesas con cubiertos y platos con mucha antelación para evitar que las personas que pululen por el establecimiento puedan tocarlos.

Mantener abiertas las puertas se evita tocar pomos y manillas, que suelen ser uno de los focos de infección.

Se recomienda limitar el uso de la barra para impedir el contacto directo, ya que en la barra es difícil guardar los dos metros de separación.

Se debe evitar y minimizar el uso de elementos compartidos como servilleteros, palilleros, vinagreras o aceiteras, y si se hace, deben higienizarse entre usos de clientes diferentes.

Las zonas de buffet y autoservicio en bares, restaurantes y hoteles requieren cuidado especial. Hay que proteger bien los alimentos, manteniéndolos tapados y cambiar con frecuencia las pinzas o cucharones para servirse. Los usuarios deben, además, usarlas de forma higiénica y evitar tocar (incluso respirar) encima de los alimentos.

Extremar las precauciones y las tareas de limpieza y desinfección del local y sus elementos.

 

noticias relacionadas