15 de Octubre de 2018

Noticias

El caballero del cerebro

Estoy de luto por Oliver Sacks. Pero agradezco que haya existido y haya producido una obra que amalgama lo científico y lo humanístico.

Compartir en Facebook El caballero del cerebroCompartir en Twiiter El caballero del cerebro

Conocí a Oliver Sacks por reseñas de su libro El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, de 1985. Cuando alguien me lo prestó, lo devoré.  

La extensa obra de Sacks (Londres, 1933, trasplantado a Nueva York), abarca libros donde, de manera sabia, profunda y magistral, toma como materia prima sus casos clínicos y los transforma en extraordinarios relatos. En historias humanas que constituyen uno de los mejores ejemplos de cómo la ciencia puede también convertirse en gran literatura.

Con sus libros contribuyó a que miles de lectores en todo el mundo comprendiéramos mejor temas como la migraña, la sordera, la ceguera al color, la música, la visión o las alucinaciones. Sacks hablaba poco de sí mismo, pero en su libro autobiográfico On the move (2015) reveló su homosexualidad, y narró las dificultades personales y familiares que sufrió a causa de ella.

Si algo tiene la prosa de Sacks es que no solo nos permite conocer casos médicos asombrosos, sino que nos ayuda a entenderlos. A nivel clínico, pero también humano.  Al mismo tiempo, nos hace ver que los seres humanos somos nuestro cerebro: cuando éste se daña, nuestra humanidad misma se ve alterada.

Estoy de luto por Oliver Sacks. Pero agradezco que haya existido y haya producido una obra que amalgama lo científico y lo humanístico, y que nos permite entendernos más profundamente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios