13 de Noviembre de 2018

Noticias

'Cada quien su vida'

El público se la pasa de maravilla mirando Cada quien su vida y no solo eso, se lleva algo bueno a casa.¿Quiénes salen aquí? Puros figurones del espectáculo nacional. ¿Y le digo qué es lo más bonito? Que todos son protagonistas.

Compartir en Facebook 'Cada quien su vida'Compartir en Twiiter 'Cada quien su vida'

Amigos queridos, es para mí un honor decirles que acaba de nacer el nuevo gran espectáculo mexicano: Cada quien su vida.

La fui a ver el sábado pasado y todavía estoy en éxtasis. ¡Qué manera de multiplicar las posibilidades del teatro! ¡Qué manera de llevar al público más allá!

Esto es divertido, polémico, erótico, dramático, crítico, político, romántico, popular, entrañable, delicioso. Lo es todo. ¡Todo!

Rubén Lara, el responsable de esta joya, debe ser el productor teatral más feliz de México. Puso a nuestro país en la más importante de las tendencias mundiales con esta puesta en escena.

¿Y qué me dice de Enrique Pineda, el director? Construyó un monumento de show, una experiencia que ninguna persona se debe perder.

Hay precios para todos los presupuestos y el lugar es bellísimo, seguro, bien ubicado y cuenta con todas las comodidades que uno pudiera pedir.

Pero déjeme le explico para que nos entendamos: Cada quien su vida es una obra capital del teatro mexicano, una obra maestra de Luis G. Basurto (El candidato de Dios).

Se ha hecho muchas veces, incluso en cine. Es la historia de lo que pasa en un cabaret antes, durante y después de la llegada del Año Nuevo.

Pero no estamos hablando de cualquier cabaret, estamos hablando de un antro que en realidad es México, nuestro México lleno de prostitutas y políticos, de religión y violencia, de esperanzas y frustraciones, de risas y de llanto.

No sabe usted la cantidad y calidad de personajes hermosos que hay aquí.

Desde los jóvenes hasta los ancianos, desde los trabajadores hasta los empresarios, desde los homosexuales hasta los heterosexuales.

Y hay unos chistes de carcajada absoluta y momentos como para ponerse a temblar, mucha música y mucho baile.

Los actores están todo el tiempo interactuando con el público: le coquetean, se sientan a su lado, lo sacan a bailar.

Ir a ver Cada quien su vida es dejar de vivir, por un rato, en este país, pero paradójicamente, para viajar en el tiempo y en el espacio a algunas de sus raíces más profundas.

La acción se desarrolla en los años 50. ¿Pero sabe qué es lo más impresionante? La vigencia de este texto. Se escribió hace más de 60 años y sigue siendo actual, potente.

No estamos hablando de la típica obra musical de época que un montón de estrellas montan para cautivar a las multitudes.

Esta es una obra de verdad y, por lo mismo, es sólida, mucho más efectiva, chistosa, intensa, cachonda.

Y si a esto le agregamos que su productor no escatimó en contratar a los mejores actores, en conseguir los mejores recursos y en montarla en un espacio tan de verdad como el Salón Los Ángeles, el resultado es poco menos que perfecto.

El público se la pasa de maravilla mirando Cada quien su vida y no solo eso, se lleva algo bueno a casa.

¿Quiénes salen aquí? Puros figurones del espectáculo nacional. ¿Y le digo qué es lo más bonito? Que todos son protagonistas.

Esta obra es tan redonda y esta versión, específicamente esta versión, tiene tantas sorpresas, que cada uno de los actores tiene su momento, su gran momento.

Jamás acabaría de elogiar a Margarita Gralia, que está haciendo a La Tacón Dorado más hermosa y poderosa de todos los tiempos.

El Caballo Rojas no solo interpreta a El Diputado de Diputados, convierte aquello en un delirio político hilarante, fabuloso.

Otto Sirgo dice unas cosas como El Profesor impresionantemente ciertas tanto desde la perspectiva personal de millones de hombres, como desde la perspectiva laboral. Tremendo.

Raquel Olmedo hace a una Siempre Viva gigante que canta, conmueve e insulta como las diosas.

¿Y qué me dice del personaje de Mauricio Islas? Tan complejo y seductor como el de Luz Ramos que en un punto muy concreto de la obra deja a la audiencia sin respiración.

Ivonne Montero canta tan bonito, es capaz de proyectar tanta ternura. Ricardo Franco es una revelación, pero no menor que la de Erick Díaz.

Son talentos jóvenes que después de esto construirán otra clase de carrera. De mí se acordará.

Nora Velázquez Chabelita es una reina, punto. Lo que hace está tan bien colocado para equilibrar fuerzas dramáticas que no hay manera de que usted no la ame tanto o más que a Raquel Garza. ¡Qué bárbara! ¡Qué construcción de personajes!

Lourdes Munguía hace un trabajo espléndido como Dorita, Pepe Olivares es tan divertido, está tan comprometido con su personaje.

Pero no le puedo dejar de decir que Aída Pierce canta espectacular, que Alfonso Dávila está genial, que Pedro Romo es un portento de actor y que Francisco Pizaña es otro de esos nuevos valores que vale la pena seguir.

Amigos queridos, es para mí un honor decirles que acaba de nacer el nuevo gran espectáculo mexicano, que Cada quien su vida regresa mejor que nunca.

Por favor, luchen por verlo. Les va a encantar. ¡Y feliz año nuevo! ¡Que viva la prostitución!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios