16 de Noviembre de 2018

Noticias

Compañeros

La buena relación entre Rolando Zapata y Mauricio Vila es evidente, pero los dos están midiendo esos alcances, ya que dentro de sus institutos políticos existe gente que lo ve con recelo.

Compartir en Facebook CompañerosCompartir en Twiiter Compañeros

La celebración del aniversario 474 de la fundación de Mérida sirvió para reforzar el trabajo conjunto que realizan el gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, y el alcalde meridano, Mauricio Vila Dosal. Momentos antes de que empezara la sesión solemne de Cabildo, Mauricio Vila invitó a sus oficinas al gobernador y platicaron en privado de las obras que realiza el Gobierno del Estado, como el Centro de Convenciones y el Palacio de la Música. A las puertas del despacho los regidores esperaban que salieran los dos principales actores políticos de la noche.

La buena relación entre Rolando Zapata y Mauricio Vila es evidente, pero los dos están midiendo esos alcances, ya que dentro de sus institutos políticos existe gente que lo ve con recelo. El gobernador tiene en su escritorio los monitoreos  de su popularidad: si bien su figura se está acrecentando en la Mérida panista, también está al alza la popularidad, aceptación y conocimiento del alcalde  en zonas en donde no gobierna su partido.

Este 2016 será un año de marcadas pautas políticas y las formas tendrán mucho fondo; en el caso de Mauricio Vila su equipo le empieza a aconsejar a qué eventos debe acompañar al mandatario estatal y a los que no debe acudir. A los que asistirá son aquellos directamente relacionados con lo que se realiza en Mérida. A los de fuera de la ciudad no asiste, como al inicio de la planta cervecera en Hunucmá.

El evento del regreso de la Cervecería Yucateca con inversión de más de cinco mil millones de pesos viene a consolidar a la administración de Rolando Zapata y no fue casual que al anuncio hayan asistido los diputados federales Felipe Cervera, Liborio Vidal, Lucely Alpizar, Francisco Torres y Jorge Carlos Ramírez, aunque faltaron la ex gobernadora Ivonne Ortega y los senadores Daniel Ávila y Rosa Adriana Díaz, del PAN, y la priista Angélica Araujo.

Este será un año crucial para el gobierno de Rolando Zapata, ya que estará supervisando y realizando lo que será su legado político visible, es decir todo aquello que pueda construir y que los ciudadanos recuerden, además se estarán concretando grandes proyectos de inversión en el Estado. Entra a su tercer informe de gobierno muy fortalecido interna y externamente. A diferencia de su antecesora esta administración estatal estará construyendo el nuevo hospital materno infantil y anuncia proyectos para Mérida, como es el caso de la avenida Colón que ha venido impulsando desde la Cámara de Diputados Jorge Carlos Ramírez Marín.

Dentro del partido de Vila los liderazgos emergentes son los que cuestionan al mandatario estatal, como Joaquín Díaz, Daniel Ávila, Rosa Adriana, el ex alcalde Renán Barrera y el dirigente, Raúl Paz.

La conducta opositora deja muchos beneficios dentro del panismo, no es casual que Renán Barrera cuestione la relación de los municipios con los diferentes niveles de gobierno, tan es así que durante la presentación de los ex alcaldes en la sesión solemne fue el más aplaudido.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios