21 de Septiembre de 2018

Noticias

El mal del 'empresario lechero'

Los primeros meses, incluso años, cuando el negocio genera las primeras utilidades, en vez de volver a invertir esas ganancias y las retiramos del negocio para perder en bienes materiales y fungibles.

Compartir en Facebook El mal del 'empresario lechero'Compartir en Twiiter El mal del 'empresario lechero'

¿Cuánto trabajo cuesta el poder abrir un negocio propio? ¿Cuántos obstáculos se presentan en el trayecto? Préstamos a familiares o amigos, créditos en los bancos, apoyos de organizaciones de apoyo a emprendedores o incluso un crédito otorgado por alguna secretaría de gobierno.

Todas aquellas son algunas de las complicadas situaciones que están presentes al comenzar tu empresa, y todo esto se nos olvida el día en que vemos que nuestro negocio generó las primeras “ganancias” y de emprendedores migramos a “empresarios lecheros”. 

¿Qué es ser un empresario lechero? Es que los primeros meses, incluso años, cuando el negocio genera las primeras utilidades, en vez de volver a invertir esas ganancias, las retiramos del negocio y las utilizamos para comprar relojes, coches, cenas o incluso viajes; es decir, lo perdemos en bienes materiales y fungibles- Y no es que esté mal comprarnos algunos gustitos, pero no al menos cuando estás comenzando; es mejor esperar unos años a que el negocio pueda dártelo sin tener que ordeñarlo.

Les quiero exhortar a no convertirnos en empresarios lecheros de nuestras empresas, a estar conscientes de lo complicado que fue comenzar un negocio propio y todos los obstáculos que se fueron presentando, para que cuando percibamos las primeras ganancias no ordeñemos la empresa y la dejemos sin flujo de reinversión.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios