21 de Octubre de 2018

Noticias

Washington quiere poder decidir sobre la marihuana

El Distrito de Columbia continúa sometido al mandato federal que prohíbe el consumo de cannabis.

Las autoridades de Washington tenían previsto celebrar una audiencia para regular la venta de la marihuana, pero hubo presiones legislativas que impidieron el evento. (EFE/Archivo)
Las autoridades de Washington tenían previsto celebrar una audiencia para regular la venta de la marihuana, pero hubo presiones legislativas que impidieron el evento. (EFE/Archivo)
Compartir en Facebook Washington quiere poder decidir sobre la marihuanaCompartir en Twiiter Washington quiere poder decidir sobre la marihuana

EFE
WASHINGTON, D.C.- El Ayuntamiento de Washington reclamó este martes autonomía para decidir sobre su mercado de la marihuana, después de que su fiscal general advirtiera a las autoridades municipales de que cualquier intento de regularizar la droga es "ilegal", tal y como sostiene el Congreso.

La propuesta ciudadana para la legalización del cannabis con usos recreativos se aprobó en las elecciones legislativas de noviembre con el apoyo del 70.1 % de los habitantes del Distrito de Columbia.

El lunes, las autoridades municipales tenían previsto celebrar una audiencia para regular la venta de esta droga y sus impuestos.

Sin embargo, el Concejo del Distrito de Columbia (legislativo) tuvo que transformar la audiencia en una mesa redonda ante las amenazas del fiscal del Distrito de Columbia, Karl Racine, el primero en ser elegido por el voto de los washingtonianos.

En una carta dirigida al Ayuntamiento, Racine advirtió que celebrar la audiencia violaría la cláusula contra la legalización de la marihuana que legisladores republicanos -como Andy Harris, representante de Maryland en la Cámara baja- incluyeron en el proyecto presupuestario del Gobierno para 2015.

Esta cláusula prohíbe que los fondos "sean usados para promulgar cualquier ley, norma o regulación para legalizar o reducir las penas asociadas con la posesión de marihuana para uso recreativo", de acuerdo con la ley federal, que aún prohíbe el consumo de marihuana.

Así, según Racine, la ley para legalizar la marihuana no puede ser promulgada y, por tanto, es "ilegal" celebrar audiencias oficiales para poner en marcha un mercado o un sistema impositivo, lo que puede ser castigado con una multa de hasta 5,000 dólares y penas de cárcel de hasta dos años.

Estado colonial

Para evitar ser acusados de desacato al Congreso, el demócrata Phil Mendelson decidió desprender de carácter oficial a la audiencia, donde varias voces pidieron autonomía para el único territorio del país que no tiene representantes con voto en el Congreso.

"El tema de la marihuana está llevando al frente de batalla la falta de derechos de los ciudadanos del Distrito de Columbia", dijo a un reducido grupo de periodistas, Adam Eidinger, presidente del grupo "DC Cannabis Campaign", promotor de la legalización de la marihuana en Washington.

Eidinger, que prestó declaración ante las autoridades municipales con un mini invernadero portátil, se quejó del estatus del Distrito de Columbia, que desde hace décadas lucha por convertirse en el estado 51 de la Unión.

"Esto es un estado colonial y tiene que acabar. Nosotros solo tenemos nuestras voces en este momento, no tenemos voto en el Congreso y lo merecemos como cualquier otro americano", subrayó.

Derecho a la agenda

En el mismo sentido, se expresaron varios representantes municipales, como el concejal David Grosso, que impulsó la ley que despenalizó el consumo de marihuana en Washington el año pasado y dijo que ha llegado la hora de "defender los derechos" de los ciudadanos, "que tienen derecho a poner en la agenda temas como el aborto, el control de armas o la marihuana".

La confrontación entre autoridades federales y municipales parece no tener una solución fácil.

Los republicanos del Congreso aseguran que su cláusula en los presupuestos prohíbe a las autoridades municipales promulgar la ley, pero la alcaldesa demócrata Muriel E.Bowser afirma que la iniciativa ciudadana no necesita su consentimiento, ya que se autoproclamó al recibir el respaldo de los washingtonianos en las elecciones de noviembre.

Lo mismo piensa Eidinger, quien aseguró que, a finales de mes, los habitantes de Washington, mayores de 21 años, podrán cultivar seis plantas de marihuana en su casa y poseer hasta dos onzas (60 gramos) de cannabis.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios