23 de Septiembre de 2018

Noticias

Retoman en España el caso de falso mercenario

David Rivas Huete un falso mercenario español que entrenaba a elementos de la procuraduría y la SSP de Guanajuato.

Nota publicada por el periódico español hace dos años cuando condenaron a David Rivas Huete, conocido como el 'falso mercenario de El Astillero' en ese país. (Milenio Novedades)
Nota publicada por el periódico español hace dos años cuando condenaron a David Rivas Huete, conocido como el 'falso mercenario de El Astillero' en ese país. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Retoman en España el caso de falso mercenario Compartir en Twiiter Retoman en España el caso de falso mercenario

José Antonio López/Milenio
MADRID, España.- El Diario Montañés, el más importante en la región española de Cantabria, retomó el reportaje publicado el pasado lunes por MILENIO, que tiene como protagonista a David Rivas Huete, un falso mercenario español que entrenaba a policías de Guanajuato, y de donde ya fue cesado.

En su portada, el periódico destaca el amplio texto que titula: “De falso mercenario a instructor de policía”. A manera de introducción, señala que Rivas Huete decía ser un experto en artes marciales, autor de libros sobre cómo ser un guardaespaldas VIP, con aventuras militares en África, Irak, Afganistán, héroe en el Amazonas, donde burló a las FARC y salvó a una española secuestrada.

Destaca que en México nunca “imaginaban que la venta de chalecos antibalas es la única experiencia que Rivas Huete puede demostrar en el sector de la seguridad. El resto, un fraude. O como describe la prensa mexicana, ‘el de Rivas es un gatillo de oropel con balas de labia”.

Cuenta que el falso mercenario estuvo un año instruyendo a las fuerzas especiales de la policía de Guanajuato después de haber sido presentado por la Secretaría de Seguridad Pública como hombre curtido en mil batallas y experto en la instrucción de cursos de contrainsurgencia. 

“No sabían entonces (enero de 2013) que en España tenía pendiente de cumplir una condena de dos años de cárcel por estafar en 2008 a una madre madrileña, Leticia Moracho, que contrató sus servicios como mercenario para rescatar a su hija, secuestrada por su padre en Irak”. 

Por este servicio cobró 90 mil dólares; sin embargo, nunca hizo nada. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios