17 de Octubre de 2018

Noticias

Reconéctate en Xixim, el paraíso maya de Yucatán

Descansa como nunca en este paraíso ubicado en la Biosfera de Celestún, rodeado de una naturaleza imponente frente al golfo de México.

A solo 90 minutos de Mérida, Xixim es un hotel autosustentable que te garantiza relajación total y múltiples paisajes naturales. (Foto: Flickr/XIXIM Unique Mayan Hotel)
A solo 90 minutos de Mérida, Xixim es un hotel autosustentable que te garantiza relajación total y múltiples paisajes naturales. (Foto: Flickr/XIXIM Unique Mayan Hotel)
Compartir en Facebook Reconéctate en Xixim, el paraíso maya de YucatánCompartir en Twiiter Reconéctate en Xixim, el paraíso maya de Yucatán

Milenio Digital
CIUDAD DE MÉXICO, México.-  Ir a la playa no siempre significa tranquilidad, en ocasiones la visita es tan bulliciosa que te sientes como en una gran ciudad. Si lo que quieres es gozar de una gran serenidad tienes que animarte a visitar Xixim Unique Mayan Hotel, su aspecto es similar a una civilización maya con cabañas en medio de la selva y a la orilla del mar.

¿Dónde está?

En la península de Yucatán, a 100 km al oeste de Mérida y frente al Golfo de México. El vuelo a Mérida tarda 1 hora y 50 minutos, diversas aerolíneas llegan a diario. Una vez que aterrices aún queda un recorrido de 90 minutos en auto, al momento de hacer tu reservación en www.hotelxixim.com indica que requieres traslado, con un costo adicional te mandarán un transporte.

Suculenta escala

Haz una escala en Mérida para degustar los ricos antojitos de la región en el mercado de Santiago, donde la gente local compra sus flores y verduras. Sirven desde los típicos tacos de cochinita, torta de lechón o los tamales vaporcitos. Se ubica en  la Calle 57 del Barrio de Santiago.

Ecoturismo y confort

Cuando llegues al Eco-Resort de Xixim te desconectarás de la algarabía citadina, por su concepto ecológico autosustentable, que no rompe el equilibrio del entorno pero brinda todas las comodidades para descansar. Las cabañas son independientes entre sí, pero estrechamente ligadas a la naturaleza por encantadores senderos y vista al mar.

Las junior suits poseen una terraza con hamaca y las master suits, un espejo de agua con pileta; en ambas podrás sentarte a observar el atardecer o a disfrutar del amanecer en compañía de un café y pan artesanal que ofrecen a diario en cortesía. Te encantará sentir que te duchas al aire libre.

Para que entres en armonía con el entorno no hay televisión, ni señal de internet o teléfono, pero si no puedes vivir sin estos servicios, cuentan con una sala de televisión en el bar El Santuario, y también se recibe la señal de internet.

¿Cómo cuidan la ecología?

No tienen aire acondicionado, pero sí un sistema de ventilación cruzado. Para respetar el medio ambiente usan agua de un pozo salobre y la reciclan biológicamente. Separan la basura orgánica; la madera, plástico, papel y vidrio se trasladan a un sitio de reciclaje, y la no reciclable (que asciende a tres bolsas semanales) se lleva al tiradero municipal. En 2015 ganó el Food and Travel Reader Awards como Mejor Hotel Ecológico en México.

Placeres gastronómicos

La comida de su restaurante Zaxim se elabora con ingredientes de la zona, y si tienes suerte el chef puede llamarte un día en la mañana y preguntarte qué se te antoja. Ese día ofrecerán un menú diseñado con base en tu antojo. Para los vegetarianos hay una carta con platillos exquisitos y nada aburridos, que conservan el toque de la región.

Otro día podrías salir de pesca, y disfrutar de una clase con el chef del hotel que te enseñará a preparar platillos típicos con los productos recién obtenidos en tu hazaña, que después comerás.

La mayor relajación

En el hotel hay tres pabellones donde te garantizan relajación total: el de masajes y bienestar tiene tratamientos para olvidar las tensiones. Si deseas desintoxicar tu organismo ve al de jugoterapia, ofrece diversos jugos. En el tercero practica yoga o meditación. Sus dos piscinas, una de ellas con jacuzzi, tranquilizarán tu mente. O disfruta de una caminata en su playa, donde todavía puedes encontrar caracoles.

Expediciones fascinantes

Deja de lado la calma y realiza un recorrido en bicicleta hacia la salinera, descubrirás más de 260 aves que habitan en la zona. ¿Buscas algo más intrépido? Hay un safari nocturno para observar a los cocodrilos; se efectúa en una pequeña lancha a la luz de la luna. Visita un cenote, la claridad del agua te invitará a zambullirte.

Disfruta la Ría de Celestún para ver a los flamencos. Una lancha te llevará desde la orilla de la playa del hotel, para admirar la colonia más numerosa de estas aves en tierra firme. Te sorprenderá cómo las aguas cambian de color debido a los manglares, pero lleva traje de baño y toalla, pues es fácil nadar en un ojo de agua. Detente a comer ceviches de caracol en el pequeño poblado.

Tip de viaje
  • Visita la zona arqueológica de Uxmal y admira la Pirámide del Adivino, el Cuadrángulo de las Monjas y la Casa de las Palomas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios