El día de @MZavalaGC

Margarita Zavala tuvo el mejor día de toda su campaña al renunciar a ella.

Neftalí Hernández
Neftalí Hernández
viernes, 18 may. 2018 06:01 am
Compartir en Twiiter El día de @MZavalaGCCompartir en Facebook El día de @MZavalaGC
Share in  Twiiter El día de @MZavalaGCShare in facebook El día de @MZavalaGC
El día de @MZavalaGC
El día de @MZavalaGC

Margarita Zavala tuvo el mejor día de toda su campaña al renunciar a ella. En las redes sociales, su impacto fue mucho mayor al del temblor, situación que en todo su proselitismo no había logrado.

Fuera de la broma y el anecdotario, Zavala Gómez del Campo tomó una decisión ya esperada por algunos analistas, incluso por sus propios rivales, pero a diferencia de lo comúnmente esperado, la hoy ex candidata uso las redes sociales para su renuncia, primero, por medio de terceros como ocurrió durante la mañana del miércoles, al darse la “filtración” en Twitter; muchas horas más tarde, en un video en su cuenta de YouTube en el que explicaba las generalidades de su decisión, y ya de último, a través de los medios tradicionales, al transmitirse el programa #MargaritaEnTercerGrado, donde ahondó en detalles, algunos ya obvios, otros no tanto.

En redes la especulación fue el tenor de la jornada, también los memes. La campaña de Margarita obtuvo toda la atención que siempre busco del mundo digital, por primera vez superó a Andrés Manuel López Obrador en la web y su último tweet fue, en cierta forma, el más compartido de la jornada. Todo gracias a un golpe de timón que nunca logró con sus propuestas.

Lo cierto es que la reacción anímica del mundo digital fue bastante tibia, sin llegar a anecdótica por su puesto. Zavala no tenía una base muy grande de seguidores en las redes sociales, o al menos, de apologistas o difusores de su mensaje, por lo que la mayoría, por no decir casi todas las reacciones, fueron de mofa y memes, muy poco de verdadera contrariedad por su retiro de la candidatura. 

Además, y eso es innegable, buena parte del chismorreo digital se fue por dilucidar a quién beneficiaría su retiro. Ni bien pasado un rato tras la revelación de la noticias, @RicardoAnayaC y @JoseAMeadeK lanzaron sendos tweets felicitando, agradeciendo y coqueteando con @MZavalaGC para que se pronunciara por ellos, pero ni así lograron sacarle prenda.

Del lado más oscuro de la red también hubo reacción a la renuncia. Las mofas y burlas no se hicieron esperar, algunas muy pesadas, que demostraron al menos dos cosas: que nunca se tomó en serio a Zavala, y que muy en el fondo, los mexicanos digitales aún no son capaces de erradicar el tradicional machismo que se nos endilga en el mundo dentro y fuera de línea.

Margarita también provocó reacciones en el mundo de las conspiraciones, campo muy fértil en las redes sociales. De entre las menos disparatadas, y que de hecho “confirmó” en #MargaritaEnTercerGrado, esta aquella que resaltó el dinero: sea suyo o de un patrocinador (legal, obviamente), era obvio que los recursos empleados en la campaña serían mucho mayores que los beneficios, pues nadie pensó que llegaría a la presidencia con un 3 por ciento de las intenciones de voto que nada más no crecía.

Otra, y tal vez de las más sensatas, estriba que esta jugada es simplemente eso, una jugada maestra para obtener visibilidad en aras de formar un nuevo partido en torno a Zavala y Felipe Calderón, nutrido en buena parte por los desilusionados por el panismo y las tácticas que Anaya usó para llegar a la candidatura.

@MZavalaGC tuvo su día. El mejor de toda su campaña. Algunos consideran que hizo bien en renunciar y así evitar un descalabro a su imagen, pero en las redes sociales, son más quienes creen que, de lo que sí es ejemplo, es de la señora que sí se sentó.

 

Print Version