Par de abuelitas viven en el abandono y piden dinero para poder comer

María de los Ángeles y su hermana, de 78 y 77 años, respectivamente, caminan desde la colonia María Luisa hasta el Centro de Mérida para pedir caridad
|
Las mujeres son vistas por las calles de Mérida, mientras piden limosna. (facebook.com/ConsignaYuc)
Las mujeres son vistas por las calles de Mérida, mientras piden limosna. (facebook.com/ConsignaYuc)

MÉRIDA, Yucatán.- El abandono por parte de sus hijos y familiares es una realidad que viven cientos de personas de la tercera de edad, y un claro ejemplo de eso es María de los Ángeles, una mujer de 78 años que pide caridad en las calles de Mérida junto a su hermana de 77 años, quien padece de sus facultades mentales.

María sale todos los días de su casa, ubicada en la calle 14 entre 19 y 21 de la colonia María Luisa, y camina hasta el Centro con su hermana, a quien lleva amarrada con un lazo de tela para evitar que se pierda o sufra algún accidente.

De acuerdo con el portal Consigna Yucatán, las mujeres piden caridad para poder comer, ya que no reciben ayuda de ningún familiar.

María de los Ángeles explicó que tras fallecer su esposo quedó desamparada junto a su hermana a quien cuida desde que murieron sus padres.

La abuelita declaró que tiene seis hijos, de los cuales dos ya fallecieron, otros viven en Cancún y no la apoyan económicamente.

Señaló que solo uno de sus hijos vive con ella, pero solo le da 50 pesos cada sábado para que compre algo de desayunar, dinero que no le alcanza para nada.

“Sólo hay desayuno, no hay almuerzo y menos cena. Estamos solas mi hermanita y yo”, declaró María

Al no contar con nada, las hermanitas caminan por las calles para pedir limosna y poder tener algo de dinero para comer.

María dijo que hace un par de meses fue atropellada, por lo que sufre dolores de cabeza, además de que perdió la vista del ojo derecho.