Contingencia por coronavirus dispara demanda de dispositivos en Yucatán

Las familias buscan satisfacer las necesidades educativas de hijos

|
La mayoría de las familias que buscan equipos de cómputo y tabletas. (Archivo/Novedades Yucatán)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yucatán.- El uso de las nuevas tecnologías y el internet, tanto para actividades académicas, laborales, culturales, de entretenimiento y hasta de investigación, ha incrementado entre un 30 y un 50 por ciento la demanda de artículos del área de electrónica durante el confinamiento originado por la pandemia del coronavirus Covid-19 en Yucatán.

Aunque la mayoría de las familias que buscan equipos de cómputo y tabletas lo hacen para satisfacer las necesidades educativas de sus hijos, con las clases virtuales y en la modalidad a distancia, otro sector de la población también adquiere estos productos para trabajar o entretenerse.

De acuerdo con algunos especialistas en tecnología, la pandemia trajo consigo cambios significativos en el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC’s), cuya relevancia ha sido mucho más alta que en años anteriores ante el confinamiento y el hecho de tener que quedarse en casa.

Desde inicios de agosto, varias personas empezaron a visitar las cadenas de tienda, locales de electrónica y tiendas departamentales, en busca de artículos con buena capacidad de almacenamiento de información, procesadores y sobre todo, de un precio accesible.

Ahora, con la reapertura de las plazas comerciales, las personas también han acudido a los negocios de electrónica ubicados en estos lugares, en busca de accesorios complementarios para los equipos de cómputo, como audífonos, cámaras web, teclados y lápices digitales, entre otros.

Rodrigo Encalada, encargado de una conocida tienda de electrónica en el centro de la ciudad, comentó en su momento que en las últimas tres semanas de agosto se tuvo un notorio incremento en el número de clientes que acudieron en busca de laptops o tabletas electrónicas, dependiendo de su uso y economía.

Sobre los precios, explicó que, por ejemplo, una computadora portátil puede costar desde los seis mil hasta los 18 mil pesos o inclusive o más, lo que varía de acuerdo con la marca, modelo, color, dimensiones de la pantalla, capacidad de memoria y almacenamiento, así como el tipo de procesador.

La mayoría de los que acuden, dijo, buscan que las computadoras tengan micrófonos, cámaras web (por el tema de las videoconferencias) y que en general el equipo tenga un procesador que ayude a que las tareas y proyectos se puedan realizar con una mayor rapidez.

Y esta tendencia no solo se ha presentado en la ciudad, sino que se han extendido hasta varios municipios del interior del Estado, donde varios comercios han introducido artículos de electrónica y cómputo para acercar dichos productos a los habitantes y que éstos no tengan que viajar a Mérida.

Cargando siguiente noticia