Oculta Yucatán dos antiguos tesoros

El arte de coleccionar billetes y monedas, además de sellos y sobres postales, no es algo que los interesados quieran mostrarle al mundo, y prefieren guardarlo “bajo el colchón”
|
Los verdaderos conocedores buscan “hasta debajo de las piedras” sus piezas de colección para enriquecer su acervo. (Novedades Yucatán)
Los verdaderos conocedores buscan “hasta debajo de las piedras” sus piezas de colección para enriquecer su acervo. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- Pese a los avances tecnológicos y la rápida aceptación de la era tecnológica que ha revolucionado y facilitado en muchos aspectos la manera de vivir del ser humano, todavía hay cosas que no pasarán de moda ni desaparecerán, sino que, por el contrario, se adecuarán a esos cambios y utilizarán las nuevas tecnologías a su favor.

Tal es el caso de la numismática y filatelia, ciencias que estudian las monedas, estampillas y billetes emitidos por una nación con el diseño oficial del país y la afición por coleccionar y clasificar sellos, sobres y otros documentos postales, así como estudiar la historia del correo, respectivamente, que, pesar del paso de los años, se mantienen vigentes entre millones de personas en el mundo, cuyas colecciones pueden valuarse en miles de dólares.

Respecto a la cuestión electrónica, en la numismática, no está desplazando el papel moneda ni las estampillas, pues ahora en los billetes, por ejemplo, se usan determinados polímeros, sellos de seguridad, marcas de agua, entre otros, que por un lado evitan la falsificación y por otro su permanencia.

Para el caso de la filatelia, en algunas partes del mundo como España, se han impreso sellos en tres dimensiones a fin de cautivar también al público más joven; se ha innovado en las temáticas y técnicas de impresión.

A nivel mundial, el número de numismáticos y filatelistas se estima en millones, en la actualidad, es muy difícil cuantificar el número de los que hay solo en México, pues se sabe que muchos son celosos de sus colecciones y evitan darse a conocer; sin embargo, las convenciones, reuniones o foros que se realizan sobre el tema, son concurridas.

En Yucatán, ocurre lo mismo: se sabe que hay coleccionistas, pero son pocos los que muestran su acervo o lo exponen en eventos que se realizan durante el año.

Le ponen precio a la antigüedad en estampillas

Yucatán es uno de los estados más ricos en temas de numismática y filatelia, pues es la única entidades federativa que como parte de su historia tuvo cinco bancos regionales en la época antigua, aseguró el presidente de la Sociedad Numismática y Filatélica Peninsular, Fernando González Ortega: el Yucateco, Peninsular Mexicano, Mercantil Yucateco, la Comisión Reguladora del Mercado del Henequén y la Tesorería General del Estado de Yucatán, los cuales también emitieron billetes.

Aseguró que además, se cuenta con amplia gama de fichas, vales y bonos que se emitieron en la época de las Haciendas.

“En Yucatán hubo personas millonarias por el auge henequenero de la época, por lo que en Yucatán a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, estaban concentrados el 90 por ciento de la riqueza, habían muchos personajes yucatecos con mucha credibilidad, lo que les permitía emitir sus propios vales, bonos, que la gente aceptaba en las tiendas aunque solo era papel porque eran dinero en efectivo”, explicó.

Aseveró que en los billetes, monedas, vales y fichas de hacienda está plasmada la situación social, económica y política de Yucatán, por lo que el acervo es muy amplio.

González Ortega consideró que no es una afición cara ni difícil pues cada persona pone sus límites al determinar coleccionar desde lo básico que es económico como los timbres recién emitidos de 10 años a la fecha o antiguos por épocas, temas, entre otros.

“El valor varía, puedes conseguir desde 700 pesos hasta 50 mil pesos, hay varias colecciones caras, por ejemplo temáticamente hablando podemos encontrar colecciones de México Colonial, las monedas son muy caras, las emisiones revolucionarias son muy caras”.

Indicó que en la actualidad son pocas las personas que se dedican a la Numismática y Filatelia, sin embargo, año con año el número aumenta. La agrupación imparte pláticas y talleres para niños de primaria a fin de acercarlos y fomentar en ellos el hábito del coleccionismo.