14 de Noviembre de 2019

Opinion

SNTE acaba con el 'dedazo'

El Poder de la pluma

Compartir en Facebook SNTE acaba con el 'dedazo'Compartir en Twiiter SNTE acaba con el 'dedazo'

No cabe duda que el líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Alfonso Cepeda Salas, ha roto los paradigmas que arrastraba el gremio de maestros en cuanto a la elección de los secretarios generales de su estructura de mando, al promover un nuevo Reglamento para la elección de las directivas seccionales.

Cabe mencionar que dicho cargo fue, durante muchos años, una herencia política para que los amigos y compadres les cuidaran la espalda a los dirigentes salientes, quedando dicha transición como el clásico dedazo para asegurar la hegemonía de una corriente política en el interior del gremio sindical.

Este nuevo reglamento refuerza la reforma estatutaria que hiciera la ex dirigente Gordillo Morales, cuando en la de 1992 otorgó a los trabajadores de la educación el voto directo y secreto para la elección de sus representaciones delegacionales, en lugar de la aclamación general como se estilaba en esos tiempos.

Sin embargo, la elección de los dirigentes seccionales se mantuvo a través del cabildeo entre los delegados electos para los congresos electivos.

Para este histórico acuerdo no fue necesario realizar una nueva reforma estatutaria, pues, según explicó Alfonso Cepeda, se da como parte del proceso de armonización con la recién modificada ley laboral. Ahora el documento que se aprobó durante los trabajos de la XLIX Sesión Extraordinaria de su Consejo Nacional será enviado al Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje para que otorgue la toma de nota y pueda entrar en vigor para renovar unas quince dirigencias seccionales que se encuentran vencidas.

La intención de este nuevo acuerdo es normar el proceso de elección de las directivas sindicales, a través del voto universal, libre, directo, secreto, personal e intransferible, de los miembros del Sindicato con derecho a votar para dar certeza y transparencia a través de un proceso que se desarrolle en orden y donde se respete el sufragio de los integrantes de las secciones sindicales.

Es importante precisar que en el documento, que se integra de siete Títulos, cinco Capítulos, 84 Artículos y cinco de carácter transitorio, se especifica claramente el proceso previo, durante y después de la elección, como padrón de votantes, duración en el cargo e impugnaciones.

Con este paso, el SNTE responde a un añejo reclamo de los trabajadores, ya que sus delegados siempre se vendían al mejor postor en busca de un lugar en el comité seccional y no defendían sus propuestas.

En tanto el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje da luz verde a este cambio, todo hace suponer que, para llegar a la codiciada silla, los futuros aspirantes deberán prepararse para recorrer todos los centros de trabajo del Estado a fin de que den a conocer su proyecto de trabajo y ganarse la simpatía y apoyo de sus compañeros.

La lucha será dura, pues ya no solo los integrantes del comité tendrían exclusividad, también pudieran competir maestros de las escuelas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name