|

Este día del maestro fue muy diferente ya que no hubo los honores y fiestas que suelen los alumnos hacer cuando se está habitualmente en las aulas; este año las muestras de cariño a los profesores fueron virtuales, como también virtuales se están llevando a cabo las clases para que los educandos no trunquen su formación y puedan librar el ciclo escolar.

¡Tremendo reto el que han tenido que asumir los maestros en tiempo de pandemia! Y cuánta disciplina necesitan los chicos para llevar a cabo tareas, proyectos y exámenes mientras están en casa.

Definitivamente que esta crisis nos está enseñando mucho, más allá de lo que los deberes producto del curso escolar les enseña a nuestros hijos.

Los profesores han tenido que modificar su sistema de educación, han tenido que aprender a ser creativos para captar la atención de los chicos a quienes en muchas ocasiones no pueden ver porque las pantallas no lo permiten y cuando esto sucede no tienen el catalizador de las emociones y las miradas para saber si sus alumnos están comprendiendo claramente lo que se enseña.

A muchos profesores les ha costado aprender a utilizar la tecnología para poder seguir dando sus clases, sin embargo esto ha sido una oportunidad de crecimiento personal también para ellos.

Nos parece que este es el mayor desafío que todos enfrentamos: ¿Qué lecciones nos está dejando a todos la pandemia? En sí, el covid-19 se antoja como un nuevo maestro de manejo de crisis, del cual todos estamos llamados a sacar los mejores frutos personales, familiares, sociales y de toda índole.

Este 15 de mayo fue memorable, porque a los numerosos recuerdos, historias, gestos y emociones que nos vengan a la mente recordando a nuestros maestros se añadieron las medidas sanitarias, el aislamiento social y todo lo que no hemos podido compartir en clases con nuestros compañeros.

¿Qué profesores marcarán nuestra vida en tiempos de pandemia? ¿A quiénes recordaremos por dar un plus cuando más se les necesitaba? ¿Quiénes se hicieron presentes para aquellos alumnos que por diversos motivos no pudieron estar al día? ¿Qué maestros extendieron sus conocimientos brindando clases extras? ¿Quiénes aprovecharon la tecnología para compartir sus talentos regalando conferencias?

La noble tarea del profesor empieza por decir sí a una vocación, reviste una misión que requiere de muchísima paciencia para enseñar, amabilidad para estar siempre presente y brindar una sonrisa, entrega y pasión para que puedan recibir de los alumnos los mejores resultados que puedan dar, generosidad para compartir su tiempo y sapiencia, humildad para aceptar los errores, responsabilidad a la hora de enseñar y honestidad para apegarse siempre a la verdad.

La pandemia exige que todo ello se lleve a cabo por medio de pantallas, mientras dure, aprovechemos la ocasión para convertirnos además en maestros de humanismo, en donde florezcan las virtudes de todos para ayudarnos mutuamente.

Profesores, gracias por no limitarse a enseñar lo que los libros contienen sino a transmitir con su ejemplo y testimonio valores para la vida. Este es el gran reto de enseñar, Ya que enseñar es dejar una huella en las vidas para siempre. ¡Muchas felicidades! pues su vocación eleva las virtudes de sus educandos.