Estudios preparatorios y profesionales, 1869–1922 (I)

José Ramón Pérez Herrera: Estudios preparatorios y profesionales, 1869–1922 (I)

|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Los estudios preparatorios y profesionales tienen una larga trayectoria histórica en Yucatán. Las raíces institucionales de la Universidad Nacional del Sureste, la actual Autónoma de Yucatán, las podemos ubicar en el antiguo Instituto Literario del Estado y en las Escuelas Especiales en la que los jóvenes yucatecos podían realizar sus estudios de Alta Enseñanza. Estas instituciones fueron integradas al proyecto universitario promovido por el gobernador Felipe Carrillo Puerto en 1922. En las siguientes líneas nos interesa destacar las características institucionales del Instituto y de las escuelas especiales de la segunda mitad del siglo XIX y las dos primeras décadas del XX.

En 1867, el Gral. Manuel Cepeda Peraza fundó el Instituto Literario del Estado, según su Reglamento, con el objeto de “organizar la enseñanza preparatoria y profesional y conferir grados académicos” de manea exclusiva. Esta estructura organizativa fue efímera, pues se mantuvo hasta que fue promulgada la Ley de Instrucción Pública de 1869, la cual vino a transformar el sistema educativo de los estudios preparatorios y de alta enseñanza con la creación de las Escuelas Especiales. Los estudios preparatorios continuaron en el Instituto Literario, mientras que la enseñanza profesional quedó bajo la tutela de la Escuela Normal de Instrucción Primaria, la Escuela Especial de Medicina, Cirugía y Farmacia y la Escuela Especial de Jurisprudencia y Notariado. Para 1880, los estudios de Farmacia fueron separados de los de Medicina, por lo que se formó en una Escuela independiente, aunque luego fueron reunificadas.

La nueva Ley de Instrucción Pública establecía que el Instituto Literario atendería exclusivamente los estudios de enseñanza primaria superior y el de la enseñanza preparatoria, pero también, con el tiempo, se fueron agregando cursos de Matemáticas superiores y Agrimensura, de Música, de Dibujo natural y de Calistenía y Gimnástica. Los estudiantes de la enseñanza preparatoria tendrían materias como, por ejemplo, Latín, Francés, Cronología e Historia patria, Álgebra elemental, Gimnástica, Geometría elemental, Ética e Historia de la Filosofía, Química, Física, entre otras. En el caso de los alumnos de Matemáticas superiores y Agrimensura, tenían que estudiar materias como Geometría analítica, Cálculo infinitesimal, Astronomía y Topografía, por ejemplo.

Por su parte, la Escuela Normal de Instrucción Primaria fue creada por Cepeda Peraza por medio del decreto del 12 de septiembre de 1868. La Escuela Normal fue alojada en el edificio del Instituto Literario del Estado. De acuerdo con Rodolfo Ruz Menéndez, en su libro Historia del Instituto Literario de Yucatán, los interesados en obtener el título de Profesor debían aprobar los exámenes de todas las materias del programa de estudios. Además, los estudiantes de la Normal tenían que realizar sus prácticas en las clases primarias del propio Instituto. Algunas de las asignaturas que se cursaban eran la de Gramática, Aritmética, Ortología, Principios Generales de Geografía, Pedagogía, Principios de Moral y Urbanidad, entre otras. La enseñanza en la Escuela Normal fue de carácter gratuito y laico acorde con los postulados educativos de la época.

Cargando siguiente noticia