12 de Noviembre de 2019

Opinion

Concierto de gala por los 77 años de la Típica Yukalpetén

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Concierto de gala por los 77 años de la Típica YukalpeténCompartir en Twiiter Concierto de gala por los 77 años de la Típica Yukalpetén

Enriquecida con dos chelos, dos violas y un nuevo concertino, la Orquesta Típica Yukalpetén, adscrita a la Secretaría de la Cultura y las Artes, festejó su 77 aniversario con un magno concierto en el Teatro Peón Contreras, el pasado miércoles 10 de abril de 2019.

El programa dio inicio con una obertura estructurada por el maestro Pedro Carlos Herrera, su eficaz director, con pasajes de El Caminante del Mayab, Peregrina y Yukalpetén, que arrancó la primera ovación del público que colmó el suntuoso recinto de la calle 60.

Enseguida vino el estreno en el repertorio de la Típica de un sabroso danzón escrito en el siglo XIX por Justo Cuevas Pachón, Aquí está Satur. El concierto continuó con la clave Granito de sal, de Carlos Duarte Moreno y Pepe Domínguez, y el bambuco Déjame llegar a ti, de Coqui Navarro, cantados por los trovadores, y luego Maricarmen Pérez con gran propiedad interpretó el capricho-jarana Donde nace el sol, de Juan Acereto.

El dueto de Ricardo Jiménez y Rodolfo Santos cosechó palmas con el primer bambuco yucateco El rosal enfermo (1920), de Lázaro Sánchez y Ricardo Palmerín; al que siguió el bolero Silencio azul, de Luis Espinosa Alcalá, cantado por Jesús Armando; luego vino el estreno de la jarana Mérida linda, de Felipe Díaz Medina, trovador de la Típica, en la voz de Emma Alcocer, y la clave Nunca, de Ricardo López Méndez y Guty Cárdenas, en las voces de los trovadores de la Yukalpetén.

Loable la adaptación que logró Pedro Carlos Herrera al adagio El sueño de la piedra (1929), del sinfonista Fausto Pinelo Río, quien fue director de la Típica, en 1955 y 1956, al que siguieron las jaranas instrumentales El calabacito y Sac Nicté, de Carlos Marrufo Cetina y Víctor M. Martínez, del álbum Cantos de la Tierra del Mayab, y enseguida los trovadores entonaron el bolero Así te quiero, de Pastor Cervera; Maricarmen Pérez cantó Heridas, de Sergio Esquivel; Jesús Armando, ¿Quién será?, de Luis Demetrio, y Emma remató con la jarana Xocbichuy, de Carlos Salazar y Juan B. Sosa.

Luego la orquesta se lució con Chan Mambo, de Pedro Carlos Herrera; los trovadores entonaron Peregrina, de Luis Rosado Vega y Ricardo Palmerín; Ricardo y Rodolfo cantaron la jarana Guachapeo, de Rubén Darío Herrera, y cerró la Yukalpetén con Aires del Mayab, de Carlos Duarte Moreno y Pepe Domínguez. Los aplausos reclamaron otra, otra, otra… y la orquesta puso punto final a la velada con la jarana Soy del Sur, de Sergio Esquivel, cantada por Justiniano Gorocica, en presencia de su autor, y coreada por la concurrencia.

El maestro Pedro Carlos Herrera recibió un diploma de manos de la secretaria de Gobierno María Fritz Sierra. La titular de Sedeculta, Érica Millet Corona, dirigió un mensaje a la orquesta por tan significativa efeméride y a mí me correspondió glosar la brillante trayectoria de la Yukalpetén.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name