¿Tendremos un “Súper El Niño” en 2023-2024?

Juan Vázquez Montalvo: ¿Tendremos un “Súper El Niño” en 2023-2024?.

|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia por Telegram
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia por Telegram

Este año 2023 inició con cambios en las condiciones de temperatura oceánica en el Pacífico central, ya que no se encuentran por debajo de su promedio normal, sino que están aumentando, finalizando así con el fenómeno de “La Niña” luego de 3 años consecutivos. Estamos entrando a una fase que se le conoce como neutra, pero debido a la tendencia hacia el calentamiento de esas mismas aguas oceánicas, los modelos indican ahora que el fenómeno de “El Niño” viene en camino.

El fenómeno conocido como “El Niño” u Oscilación del sur (ENOS) se genera por el calentamiento de las aguas oceánicas del Pacífico central del este, mismo que desequilibra y cambia el patrón de comportamiento del clima en todo el planeta, por lo que se pueden generar eventos meteorológicos extremos a lo largo del mundo, como por ejemplo, desde inundaciones en la India y Australia hasta diluvios de la costa oeste de Sudamérica. Según expertos y estudiosos del ENOS, esta oscilación atmosférica mostró en los últimos 40 años su lado más trágico con el llamado el “Súper El Niño”, una versión intensa con consecuencias desbastadoras.

Sin embargo, sólo se han reportado tres “Súper El Niño” desde que se tiene registro, siendo en los años 1982-1983, 1997-1998 y 2014-2015, de todos estos, el que provocó mayor daño y muerte en el mundo fue el de 1997-1998. Estudios realizados por científicos del orbe, en especial del Departamento de Meteorología de la Universidad de Hawái, nos indican que este fenómeno del ENOS podría ser más frecuente, extremo y destructor, siendo el culpable el calentamiento global producido por las acciones humanas. De 1901 hasta 2017 hubieron 33 eventos de El Niño” que afectaron al mundo.

De acuerdo con estudios de esa misma Universidad, El Niño” se originaba por el calentamiento de las aguas del Pacífico central del este, pero nuevos datos revelan que se desplazó hacia una región más cálida, en el Océano Pacífico del oeste, donde las investigaciones revelan que las aguas del Océano Pacífico del oeste se han calentado desproporcionadamente, superando a las del Pacífico central del este. Si este incremento en las temperaturas continúa, habrán mayores eventos de “El Niño”, provocando una aceleración en la subida de las temperaturas globales, lo que tendría como consecuencia mayor cantidad de huracanes desbastadores, e incluso, se afectaría el ciclo natural del comportamiento de la atmósfera del planeta, dejando afectadas a millones de personas y pérdidas millonarias. Los científicos de la NASA consideran que “El Niño” 2023-2024 sea un “Súper El Niño” y que supere a lo ocurrido en 1997-1998, por lo que a nivel mundial se han prendido las alarmas.

Para la Península de Yucatán hay un mal precedente, ya que el huracán “Isidore” (2002) y “Dean” (2007), llegaron en años con el fenómeno de “El Niño”, al igual que en 1998, con el ciclón “Mitch”, de categoría 5, que no impactó a la Península, pero que causó en Centroamérica miles de muertes.

Lo más leído

skeleton





skeleton