Empresas 'esconden' a trabajadores para continuar laborando durante la contingencia

A pesar de que el Gobierno estatal ordenó el cierre de negocios no indispensables, algunos comercios continúan operando
|
En plazas comerciales, algunas tiendas continúan operando. (Novedades Yucatán)
En plazas comerciales, algunas tiendas continúan operando. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- Mediante las redes sociales, se ha visto cómo trabajadores de empresas dedicadas a la venta de maquinaria pesada, a la creación de muebles para hoteles, y de venta de telas, así como algunas tiendas ubicadas en centros comerciales informan que a pesar de que el Gobierno estatal indicó que se deben cerrar negocios no indispensables esto no ha ocurrido pues siguen yendo a su centro laboral.

En la red social Facebook, personas se quejan de que los “obligan” a asistir a sus trabajos a pesar de la contingencia; dicen que los “esconden” para que la policía no cuestione; les piden no salir y que lleguen muy temprano.

En los mensajes se lee que aunque está cerrada la tienda al público los obligan a ir de las 9:00 horas a las 17:00 horas y si no obedecen los corren. Están molestos porque si está cerrada la tienda solo se exponen a contagiarse al ir al centro; además son más de 30 personas encerradas”.

De igual manera comentan algo similar empleados de una tienda departamental, en donde aseguran que también los “guardan” de la policía porque como tienen el servicio de banco puede seguir abierta la tienda; sin embargo, aseguran que los empleados de los otros departamentos como muebles y línea blanca no deben de estar ahí.

También se reportó que en centros comerciales algunos locales se mantienen abiertos, como tiendas de telefonía celular, así como de venta de dispositivos electrónicos y comercios dedicados a la venta de productos para animales.

Se indicó que en algunas plazas comerciales, llegaron elementos policiacos y les ordenaron cerrar, ya que por órdenes del gobernador Mauricio Vila Dosal no estaban autorizadas para seguir laborando durante la contingencia.

Por su parte colaboradores de una empresa dedicada a la venta de maquinaria pesada informaron de que al no estar la matriz en Mérida, mediante un correo electrónico, se les notificó que se les reducirá sus horas laborales y su sueldo igual; detallando que quien no esté de acuerdo tiene derecho a renunciar.

En tanto, el presidente municipal de Umán, Freddy Ruz Guzmán, informó que supervisa los negocios para que sea respetada la indicación del Gobierno Estatal de trabajar empresas que sean indispensables para la sociedad como hospitales, farmacias y medios de comunicación, entre otros.

Ruz Guzmán regresó a la empresa Ureblock ya que a pesar de haber recibido el exhorto, detectó que las 700 personas que ahí trabajan se presentaron como de costumbre”.