Llevan tercer paquete alimentario a hogares del interior del Estado

Ayuda representa certidumbre para las familias durante la contingencia sanitaria
|
Las familias yucatecas beneficiarias reciben por tercera ocasión el apoyo. (Novedades Yucatán)
Las familias yucatecas beneficiarias reciben por tercera ocasión el apoyo. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- La tercera entrega de paquetes alimentarios conmueve a familias del interior del Estado que se han visto afectadas económicamente a causa de la inactividad laboral por la contingencia sanitaria, quienes encuentran en este apoyo que brinda el Gobierno del Estado, un alivio al tener acceso a distintas comidas durante esta difícil situación.

En la comisaría Xcuyún del municipio de Conkal, donde viven cientos de familias en situación de marginación, se encontraba el hogar de Santa María, quien recibió en la puerta de su hogar este beneficio por tercera ocasión.

La madre de familia señaló que, bajo su techo en el que unas sencillas telas sustituyen la puerta y ventanas de su hogar, viven sus cuatro hijos y siete nietos, quienes, debido a los efectos de la crisis económica por la pandemia mundial, todos ellos dependen únicamente de su salario como trabajadora de intendencia en un hospital de Mérida.

“Ha sido una situación muy complicada, mi hijo era ayudante de albañil y se quedó sin trabajo, por lo que tratamos de salir adelante solo con mi quincena, pero este apoyo alimentario nos da alivio porque ese dinero podemos utilizarlo para otras necesidades”, indicó la madre de familia.

Con lágrimas en los ojos, afligida por la difícil situación, relató que, lo que más le preocupa es la salud de sus nietos, pues “lo más difícil es tener que ir a trabajar porque tengo muchos niños aquí y no quiero que se enfermen, pero no puedo decir que no voy a ir porque soy la única que está trabajando”, indicó.

Por tercera ocasión, Santa María recibió el paquete alimentario que, a través de brigadas, el Gobierno del Estado reparte en cada hogar de los 105 municipios del interior del Estado, en cada casa de las 47 comisarías de Mérida y en hogares en situación de vulnerabilidad y marginalidad de la capital del estado.

“Gracias a Dios tenemos comida y estamos con salud. Para todos nosotros este apoyo es una gran ayuda”, dijo la mujer.