Surgen 'funerarias patito' en plena contingencia por coronavirus

Profeco advierte que cuenta con tres denuncias de familiares de fallecidos por abusos en precios; ademas, afirman que algunas empresas de este giro no cumplen con los protocolos sanitarios
|
La Profeco advirtió que operan funerarias que no cuentan con “contrato de adhesión”. (Daniel Sandoval/Novedades Yucatán)
La Profeco advirtió que operan funerarias que no cuentan con “contrato de adhesión”. (Daniel Sandoval/Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- Funerarias “fantasma” ofertan servicios a familiares de víctimas de Covid-19, sin los protocolos sanitarios básicos y sin la regulación de los precios al consumidor, lo que pone en riesgo la salud y economía de los dolientes, alertaron por separado la Asociación de Empresas Funerarias de Yucatán y la Profeco.

El presidente de la Asociación de Empresas Funerarias de Yucatán, Alejandro Espadas Villajuana, afirmó que algunas empresas de este giro que no cuentan con registros oficiales ante las autoridades de Salud ni de la Profeco ofertan servicios en medio de la pandemia sin cubrir los protocolos sanitarios exigidos por las autoridades.

Indicó que le dan los mismos tratamientos de sanidad a las víctimas de Covi-19 que los de una defunción por muerte natural, lo que atenta contra la propia salud de los familiares de los fallecidos y de sus propios colaboradores.

Añadió que en las funerarias que pertenecen a la agrupación y en las que están legalmente constituidas ante las autoridades sanitarias y hacendarias, un servicio funerario oscila entre los nueve mil pesos a los 50 mil pesos; tan solo el costo de material de protección del personal y la preparación del cuerpo con los protocolos de sanidad para su inhumación es de dos mil pesos.

“Hacemos un llamado a los familiares de los pacientes que fallecen víctima de Covid-19 a buscar los servicios de los profesionales funerarios, que garantizan la aplicación de los protocolos sanitarios para que los familiares no corran el riesgo a la hora de la inhumación de los cadáveres”, apuntó.

Espadas Villajuana indicó que en las muertes por Covid-19 los cuerpos deben cumplir normas específicas, apegados a un manual de precaución sanitaria, desde la recepción, entrega en bolsa mortuoria, traslado y cremación inmediata, por lo que no es recomendable, ni el velatorio, ni el embalsamamiento, porque podría originar un mayor número de contagios.

Explicó que el personal de las funerarias debe portar trajes de bioseguridad, caretas, guantes y botas; las bolsas mortuorias, camillas, vehículos y carrozas que utilizan deben estar sanitizadas.

En tanto, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) detectó un incremento en el número de funerarias “patito” en la entidad en los últimos años, ya que son negocios que no operan con las normas mexicanas.

La representante de la Profeco en Yucatán, Sisely Burgos Cano, comentó que existen funerarias que no cuentan con el denominado “contrato de adhesión”, por lo que se pueden clasificar como “patito”.

Reveló que por esta condición especial, de decesos por coronavirus, la Profeco ya cuenta con un registro de tres denuncias de familiares de fallecidos por abusos en precios por parte de funeraria.