Por contingencia sanitaria yucatecos 'cancelan' vacaciones en la playa

Ante la contingencia sanitaria, arrendatarios regresaron anticipos de la renta de casas a sus clientes
|
Desde hace unos días diversos puertos de la costa yucateca han estado semivacíos. (Adán Kent/Novedades Yucatán)
Desde hace unos días diversos puertos de la costa yucateca han estado semivacíos. (Adán Kent/Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- La Semana Santa está a vuelta de la esquina y gran número de personas ya habían planeado sus días en la playa y con anticipación separaron e incluso pagaron la renta de una casa en alguno de los puertos de Yucatán, sin embargo, ante la contingencia sanitaria por el coronavirus Covid-19 algunos tuvieron que cancelar su vacaciones y reservaciones.

Rentas que van desde los 500 pesos por día, hasta los cinco mil por semana o más, cifras que tuvieron que ser devueltas a los clientes,  ya que por la contingencia las familias no quieren arriesgarse a pasar estos días en la playa, además de que las recomendación de las autoridades es no son salir de casa y no estar en lugares concurridos.

Una persona, quien solo se identificó como Mariela, comentó que cada año renta su casa en Chelem durante las dos semanas de las vacaciones de Semana Santa y en las vacaciones de julio y agosto, por lo que con el dinero que obtiene de la renta lo usa para darle mantenimiento a la vivienda, sin embargo, con la contingencia se vio afectada.

“Este problema nos afecta no solo en la parte de la salud, sino en los bolsillos, en mi caso, como arrendataria tuve que devolver el anticipo porque no es justo aprovecharse de las personas en un caso de este tipo, ya veremos de donde sale para el mantenimiento de la casa, porque ya tenía seguros cerca de 10 mil para hacer frente a las necesidades de mi casa del puerto, pero no importa ya vendrán tiempos mejores”, indicó.

Por su parte, Landy Segura, dueña de una casa en la salida de Progreso, rumbo a la calle de Chicxulub, canceló el contrato de palabra por la renta de su casa, la cual iban a ocupar en los dos fines de semana de vacaciones de Semana Santa, por lo que tuvo que regresar parte del anticipo de ambas rentas cuestión que estuvieron de acuerdo las partes involucradas.

“Entendemos que la situación no está en manos de ninguna de las dos parte por lo que tomamos el acuerdo de rescindir el contrato de renta y que cada parte saliera beneficiada, ellos no pierden el total del anticipo y nosotros no perdemos porque no se concretó la renta”, explicó.

Ambas arrendatarias, al igual que otros con los que platicó Novedades Yucatán confían en que la situación mejore y posteriormente puedan rentar sus casas y con ellos tener alguno dinero extra por la difícil situación que se aproxima por el Covid-19.

Cabe señalar que desde hace unos días diversos puertos de la costa yucateca han estado semivacíos y solo los turistas nacionales o extranjeros son los que se pueden observar tuiteando por las zonas.