Cubrebocas deportivos, adecuados para realizar ejercicio, pero no para filtrar los virus

Indican que permiten la respiración correcta, pero no son los adecuados para filtrar los virus, ya que los únicos recomendados son los N95 3M con válvula

|
Muchos cubrebocas no cuentan con todas las medidas de una mascarilla especializada. (Pexels)
Muchos cubrebocas no cuentan con todas las medidas de una mascarilla especializada. (Pexels)

MÉRIDA, Yucatán.- Los cubrebocas para hacer ejercicio son una nueva apuesta de marcas deportivas que buscan atraer a las personas que retomarán sus rutinas al aire libre, tras la autorización de la Secretaría de Salud para la apertura de parques donde se podrá realizar ejercicio de forma individual.

Consultado sobre los cubrebocas deportivos, el maestro en Salud Pública, David Canché Durán, explicó que para el ejercicio estos equipos son adecuados; sin embargo, su confiabilidad es baja.

“Permiten la respiración correcta, al usarlos la saturación de oxígeno no baja a menos del 95 por ciento, pero no son los adecuados para filtrar los virus. Los únicos recomendados son los N95 3M con válvula”, explicó.

Añadió que muchos cubrebocas no cuentan con todas las medidas de una mascarilla especializada; no obstante, están hechos para ser una especie de barrera para la entrada a través de las vías respiratorias.

Es decir, no aseguran una protección total, pero ayudan en cierta medida, además recordó que al hacer ejercicio al aire libre es necesario el uso de estos implementos.

El especialista dijo que se recomienda una distancia de 10 metros entre personas al correr o andar en bicicleta, y de cuatro metros al estar caminando.

“Cuando alguien, durante una carrera, respira, estornuda o tose, las partículas se quedan en el aire. La persona que va detrás, por la corriente generada, atraviesa esa nube de microgotitas y se expone a un contagio. Algunas de esas partículas, además pueden aterrizar en la ropa”, advirtió Canché Durán.

Al momento de comprar un cubrebocas, indicó, se debe cerciorar que sea cómodo y ajuste de forma correcta a la cara para evitar que la nariz o boca queden al descubierto; debe verificarse que sean del material adecuado, que permita una buena transpiración e incluya filtros de protección real.

“El cubrebocas debe colocarse de manera correcta y posterior a su uso, lavarlo como es debido para eliminar cualquier tipo de agente contaminante que pudiera quedar adherido”, añadió.

En cuanto al ejercicio al aire libre, recomendó mantenerse fuera de la corriente generada por el movimiento y ampliar el distanciamiento de seguridad para evitar contagiarse de Covid-19.