18 de Octubre de 2019

Cambio climático y guerra nuclear, amenazas a la armonía mundial

Juan Manuel Santos Calderón, el ex presidente de Colombia, afirmó que el calentamiento global es una certeza y que de no atenderse "todos vamos a desaparecer"

Laureados que participan en la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz. (José Acosta/Novedades Yucatán)
Laureados que participan en la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz. (José Acosta/Novedades Yucatán)
Compartir en Facebook Cambio climático y guerra nuclear, amenazas a la armonía mundialCompartir en Twiiter Cambio climático y guerra nuclear, amenazas a la armonía mundial

Israel Cárdenas/Mérida
Las principales amenazas para la paz en el mundo son el cambio climático y la guerra nuclear, pero está surgiendo otro fenómeno preocupante, la mayor concentración de la riqueza en el mundo producto de la tecnología, afirmó ayer el Premio Nobel de la Paz 2017 y ex presidente de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, al abrir las plenarias de la Cumbre que se desarrolla en Mérida y que concluirá el próximo domingo.

“Vemos que todos los tratados para disminuir el arsenal nuclear se están deshaciendo y de manera simultánea surgió un problema que no estaba presente cuando se creó la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pero que hoy es el mayor problema, la mayor amenaza a la supervivencia de la humanidad: el cambio climático, ésa ya no es una posibilidad como la guerra nuclear, sino una certeza, y si no hacemos algo ya, todos vamos a desaparecer”, advirtió.

Durante la plenaria “Deja tu huella por el desarrollo social y económico”, Santos Calderón consideró que surge otro fenómeno que calificó como el “caldo de cultivo” para la guerra: “estamos viendo la mayor concentración de la riqueza en el mundo que jamás habíamos visto, producto de la tecnología y de otros factores, pero al mismo tiempo, vemos la destrucción de ese orden mundial que durante los últimos 60 años se ha venido construyendo para preservar la paz”, dijo.

Señaló que esa combinación: mayor concentración de la riqueza en el mundo y una destrucción de las instituciones para preservar la paz, es lo que se debe corregir ya, “como el cambio climático, si queremos vivir en paz hacia el futuro”.

En la plenaria también participó el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, quien manifestó que el 60 por ciento de los yucatecos viven en condiciones de pobreza y que el gran reto es cómo poder disminuir esos índices y que para ello tienen claro dos cosas: la primera es que el Estado tiene que actuar de manera subsidiaria para solucionar las necesidades básicas de la gente y de cómo ver que los niños vayan a la escuela y que no dejen de estudiar por falta de dinero en sus familias.

El mandatario estatal explicó que su administración aplica programas como Impulso Escolar que consiste en la entrega de becas, útiles escolares y mochilas para que ningún niño se quede sin estudiar; en tanto que también aplica el programa Médico a Domicilio, la realización de 17 mil acciones en materia de vivienda este año, así como el turismo para generar derrama económica, principalmente en el interior del Estado.

En el panel, Lech Walesa, ex presidente de Polonia y Premio Nobel de la Paz 1983, afirmó que si en el mundo la sociedad sigue la tendencia de no participar en las elecciones de sus gobernantes, “mañana solamente aquellos que son contendientes participarán, y el resto se quedará en casa, no tendrá la voluntad de involucrarse porque no nos organizamos”.

Agregó que el capitalismo ha sido eficaz, mientras que el comunismo no ha sido efectivo. “El capitalismo consiste en competencia, en una rivalidad”.

En tanto, Jody Williams, Premio Nobel de la Paz 1997, manifestó que se necesita reestructurar el sistema económico del mundo ante la desigualdad del ingreso de los trabajadores.

“La cantidad de dinero a nivel mundial que se gasta en armas, sistemas armamentísticos y fuerzas armadas es una obscenidad”, consideró.

Por su parte, Leymah Gbowee, Premio Nobel de la Paz 2011, manifestó que la ciudadanía tiene que pensar cómo recuperar las riendas del poder y dejar de pensar en que la paz es algo abstracto, sino que sea visto como algo cotidiano.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name