Ebrio, entra a robar a un convento de monjas

Policías lo sorprenden cuando salía de la casa de religiosas con una podadora y una bicicleta.

|
El robo se cometió en el convento Santa María Monte Carmelo. (Imagen de contexto)
El robo se cometió en el convento Santa María Monte Carmelo. (Imagen de contexto)

Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- José Luis Chan Chan se puso tal borrachera que no midió consecuencias y entró a robar a un convento de monjas, de donde unos policías lo vieron cuando salía con su botín.

Por tal motivo, ahora está en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida, acusado de robo calificado.

En el Juzgado Sexto se le sigue proceso penal por denuncia que interpuso en su contra la religiosa Raquel Beatriz Maas Escoto.

De acuerdo con el expediente, el domingo pasado, luego de ingerir bebidas embriagantes durante un buen rato, alrededor de las 17:30 horas empezó a deambular por el Anillo Periférico Poniente en busca de algo para robar.

De pronto, rumbo a Caucel, vio un convento llamado “Santa María Monte Carmelo” y decidió entrar. Una vez dentro llegó hasta una bodega, donde se apoderó de una podadora y una bicicleta.

Sin embargo, cuando Chan Chan salía del convento fue visto por unos policías que lo interrogaron sobre los artículos y respondió que se los habían regalado.

Para su mala suerte, salieron unas religiosas y lo desmintieron, por lo que fue detenido y enviado al Cereso.

noticias relacionadas