14 de Noviembre de 2019

Tecnología y Salud

Especialista en genética humana visita Salvemos una Vida

Discuten sus características en programa Salvemos una Vida de Grupo Sipse

Renata Cámara, Alis García y la doctora Pilar Calva Mercado, durante el programa radiofónico. (Novedades Yucatán)
Renata Cámara, Alis García y la doctora Pilar Calva Mercado, durante el programa radiofónico. (Novedades Yucatán)
Compartir en Facebook Especialista en genética humana visita Salvemos una VidaCompartir en Twiiter Especialista en genética humana visita Salvemos una Vida

Novedades Yucatán/MÉRIDA
Desde el momento de la concepción, es decir en la unión de un espermatozoide y un óvulo comienza la vida, enfatizó Pilar Calva Mercado, especializada en genética humana durante su intervención en el programa radiofónico Salvemos una Vida, que se transmite los viernes de 11:00 a 12:00 horas por AMOR 100.1 de Grupo Sipse.

Teniendo como anfitriona a Alis García, fundadora del programa, la invitada especial, con maestría en bioética y conferencista internacional, mencionó que como médico una vez que se tiene un paciente, independientemente de cuántas células tenga su cuerpo, y de que, si puede o no defender sus derechos, corresponde respetarlo bajo los principios de no discriminación.

“Para un legislador también debería ser importante empezar por entender que está para proteger los derechos de todos los que estén en el territorio mexicano”, indicó.

También, señaló que universalmente todos los tratados de Medicina señalan que desde el momento en que se une el óvulo y el espermatozoide hay vida, y los genetistas están para explicar eso.

“Sabemos que en la concepción se unen dos células sexuales o gametos. Tenemos genomas, que es el conjunto de genes, los cuales nos dan los rasgos de las personas, como el color del pelo, de la piel o los ojos”, agregó.

Las células de una persona tienen 46 cromosomas y están por pares, 23 las aportó el papá y 23 la mamá. La primera enfermedad que se explicó como algo genético fue el síndrome de Down.

“Es triste ver que diputados y legisladores argumentan que es contradictorio y que no saben dónde inicia la vida, cuando en realidad esas opiniones se deben a que no han estudiado lo suficiente al respecto”, señaló.

Falsa idea

La especialista subrayó que es totalmente falsa la idea de que es mi cuerpo y yo decido qué hacer con él.

“Todas las células de mi cuerpo tienen mi genética, pero cuando se une un óvulo y un espermatozoide el 50 por ciento de esa genética ya no es mía, no la conozco, pues lo da el material de herencia del papá", aseveró.

En ese sentido, señaló que hay una diferencia entre un embrión unicelular y cualquier célula de mi cuerpo.

“Las células de mi cuerpo tienen la misma genética que las de al lado, en cambio, este nuevo ser tiene el 50 por ciento de material de herencia que no conozco al no venir de mí, de modo que no es parte de mi cuerpo. Al dejarse desarrollar de manera autónoma es un organismo distinto”, explicó.

También, subrayó que la vida no empieza en la implantación, sino la realidad es desde la unión del óvulo y el espermatozoide.

“Al quinto día se inicia un proceso de nueve días que se llama implantación, que es cuando se pega a la mamá y comienza a formarse la placenta. Esto que ha viajado en la trompa de Falopio y ha llegado al útero es algo que está vivo. Aquí no hay nada de religión, es totalmente biológico”, expresó.

“El doctor me dijo que es como una gelatina, pero vamos a razonar. Lo que viaja en la trompa de Falopio es un ser vivo, que a las 24 horas deja de ser un ser unicelular, y se va duplicando cada 24 horas. De hecho, respira, a través de las mitocondrias al ser un ser sencillo”, expuso.

Al respeto, dijo que desde el punto de vista de Química, Fisicoquímica y Bioquímica la respiración se define como un gasto de energía.

“Este diminuto ser gasta energía al duplicar las cromosomas, en sintetizar proteínas y tiene que obtenerla mediante la nutrición. No come por una boca, lo hace como las amibas y a través de las células que rodean al óvulo”, indicó.

A una pregunta de la joven conductora Renata Cámara, la doctora dijo a los jóvenes que tienes que salirse de ese mundo de ideas que les van diciendo, como por ejemplo, que necesitan sostener relaciones antes del matrimonio, pues eso está dirigido a la obtención de grandes ganancias de las empresas farmacéuticas, cuyo segundo mercado son los medicamentos hormonales después de los analgésicos.

“A mayor promiscuidad más se exponen a enfermedades de trasmisión sexual, teniéndose aquí otro punto de venta. A los jóvenes les digo que razonen y piensen bien las cosas”, finalizó.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name