14 de Noviembre de 2019

Mérida

Empresas se alejan de inversión de tierras por conflictos ejidales

Esto sucede al no existir certeza jurídica en garantías de inversión.

Dos proyectos fueron abandonados por este problema.(Foto: Novedades Yucatán)
Dos proyectos fueron abandonados por este problema.(Foto: Novedades Yucatán)
Compartir en Facebook Empresas se alejan de inversión de tierras por conflictos ejidalesCompartir en Twiiter Empresas se alejan de inversión de tierras por conflictos ejidales

Candelario Robles/Mérida

Los conflictos entre grupos disidentes ejidales en Yucatán ahuyentan fuertes inversiones en materia de energías limpias, al no existir certeza jurídica, garantías de inversión y operación. Al menos dos importantes desarrolladoras de estos proyectos han optado por no “aterrizar” en la entidad por este motivo, reveló el presidente del Centro Empresarial Coparmex-Mérida, José Antonio Loret de Mola Gómory.

“Hemos escuchado de un par de empresas que ganaron alguna de las subastas de energía eléctrica, pero que ya dijeron ‘para qué meternos en problemas, para qué ir a donde no me quieren’. Siempre hay personas que meten ruido en las comunidades tratando de sacar un beneficio económico específico”, apuntó.

El dirigente empresarial apuntó que la negativa de esas empresas por “aterrizar” sus proyectos, uno eólico y otro solar, obedeció principalmente a conflictos creados por grupos disidentes en las comunidades ejidales, incluso, sin pertenecer a ellas.

Sin precisar los nombres de las compañías que optaron por retirarse, el dirigente consideró que es lamentable que por presiones sociales, a veces no genuinas, el Estado tenga que prescindir de recursos de inversión procedentes de la iniciativa privada.

Lo que se traduce en un golpe a las previsiones del Gobierno del Estado de 24 proyectos de energía limpia en los próximos cinco años, con expectativas de inversiones superiores a cuatro mil 500 millones de dólares para la generación de tres mil 400 megawatts.

Loret de Mola Gómory lamentó que esas empresas, que tuvieron la firme voluntad e interés de invertir en Yucatán, se hayan retirado ante los ataques de grupos sociales y la falta de certeza jurídica que desalentó su participación.

Reconoció que toda infraestructura causa un impacto, que es posible subsanar y aportar recursos para la sustentabilidad que implica empatía con el medio ambiente, pero las asociaciones y las comunidades que han sido mal informadas no lo ven así.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name