Ven efectividad de Yucatán en combate a la corrupción

Encuesta de Mitofsky revela que nueve de cada 10 ciudadanos perciben los resultados de las acciones emprendidas por la actual administración estatal
|
El gobernador Mauricio Vila Dosal registró un porcentaje de aprobación muy elevado. (facebook.com/mauriciovilad)
El gobernador Mauricio Vila Dosal registró un porcentaje de aprobación muy elevado. (facebook.com/mauriciovilad)

Novedades Yucatán/Mérida
En Yucatán, nueve de cada 10 personas consideran que la actual administración estatal, encabezada por el gobernador Mauricio Vila Dosal, está combatiendo eficazmente la corrupción; éste es uno de resultados de la encuesta #RankingMitofsky publicada el pasado domingo.

En el apartado 5 de este trabajo de investigación, relacionado con el nivel de corrupción de las entidades, el 46.4 por ciento de los yucatecos considera que la corrupción es menor, el 41.3 por ciento, igual, y solo el 9.6 por ciento, mayor; es decir, la desaprobación en este rubro al trabajo del gobierno estatal no alcanza ni una unidad de cada 10.

El gobernador Vila Dosal también destaca en otros rubros del #RankingMitofsky. En esa encuesta, el promedio nacional de aprobación de gobernadores es del 34.5 por ciento. El de Yucatán ocupa el primer sitio, con más del doble: 79.7 por ciento. Ese porcentaje incluso está muy por arriba del segundo de la tabla: Quirino Ordaz, de Sinaloa, quien tiene 61.9 por ciento de aprobación.

Ayer, segundo lunes de mes, como es habitual se publicó el tracking mensual de gobernadores Massive Caller. Por décimo tercer mes consecutivo —desde el inicio de su gestión— Vila Dosal igual encabeza la lista, con 60.2 por ciento. Le siguen Ordaz (56.2 por ciento), Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila (54.4 por ciento); Carlos Mendoza, Baja California Sur (52.9 por ciento), y Claudia Pavlovich, Sonora (48.6 por ciento).

La Coparmex a nivel nacional igual compartió ayer los resultados de #DataCoparmex. En el marcaje a gobiernos estatales de los socios de la patronal se refleja que solo dos estados de la República cumplen con los propósitos para los que fueron electos: Querétaro y Yucatán.