Dos autos y 17 locales, afectados por explosión en Francisco de Montejo

Vecinos afirmaron que el estallido se escuchó a más de tres cuadras a la redonda
|
La onda expansiva llegó hasta los locales de la plaza comercial que se encuentra frente. (José Acosta/Novedades Yucatán)
La onda expansiva llegó hasta los locales de la plaza comercial que se encuentra frente. (José Acosta/Novedades Yucatán)

Patricia Itzá/Mérida
Unos minutos después de las 6:00 horas de este viernes, por una fuga de gas, 17 locales de dos plazas comerciales fueron dañados, tres de ellos con destrozos estructurales y dos automóviles que se encontraban en su lugar. Hubo dos lesionados ninguno de gravedad.

La explosión “despertó” a los vecinos del fraccionamiento del Francisco de Montejo, que aseguraron que el estallido se escuchó en más de tres cuadras a la redonda, pensando que provenía de la gasolinera. Sin embargo, este percance ocurrió en la calle 50 con 47, donde se ubican dos centros comerciales con varios locales.

La onda expansiva que se generó también llegó a una casa en donde rompió ventanas y un domo, se cree que la fuga se generó en un local en donde se venden esquites, ya que tanto la farmacia, un lugar donde venden jugos, así como un pequeño bar que se ubicaban en sus costados fueron los más dañados.

Gran susto causó la explosión. (José Acosta/Novedades Yucatán)

Se averiguó que al llegar las empleadas de un establecimiento ubicado cerca de donde venden los esquites, reportaron al 911 que se sentía fuerte olor a gas y solicitaron la intervención de las autoridades para saber de dónde procedía.

Sin embargo, al llegar un vehículo de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) al sitio, a los elementos no les dio tiempo de bajarse, escucharon el ruido, la camioneta se sacudió por la explosión.

Al bajarse vieron que los cristales y parte de la estructura frontal de la mayoría de los locales estaban destruidos, por lo que empezaron a buscar a quienes estaban en los locales, pero al ser las primeras horas del día no había muchas personas.

Los policías se asomaron a la farmacia donde dos encargadas y un empleado de una empresa refresquera, que sufrió cortadas, estaban tirados en el suelo asustados por no saber qué había ocurrido.

Varios establecimientos terminaron con los cristales rotos. (José Acosta/Novedades Yucatán)

Además, un repartidor de jugos que se estaba en el sitio también sufrió daños, y por el percance se desalojó a cuatro personas que estaban en el gimnasio que se encuentra frente de donde se originó la explosión porque los cristales estaban rotos.

Al lugar llegaron los bomberos que cerraron los tanques de gas en los locales para que no sucediera otra explosión, posteriormente arribaron elementos de Protección Civil para ayudar con las averiguaciones a la Fiscalía General del Estado.