Feria del Tamal reúne a numerosas familias en Mejorada

Se vendieron algunos que son poco conocidos para los yucatecos como los de cacao y cardamomo, y también hubo de maíz criollo

|
En algunos puestos había filas de decenas de personas. (Fotos José Acosta)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

William Sierra/Redacción
Platillo de raíces prehispánicas, el tamal fue el centro de la atención de cientos de familias y visitantes, que se dieron cita al Parque de Mejorada para deleitar el paladar y al mismo tiempo conocer un poco más sobre este preciado alimento, hecho a base de maíz.

Algunos un poco conocidos para los yucatecos como los de cacao y cardamomo –especie aromática-, de conejo pibil, sin faltar los tradicionales vaporcitos, colados, horneados, enterrados, con o sin espelón, y estilo México de mole, rajas, entre otros, fueron el deleite de la gente en esta Feria del Tamal, la cual arrojo muy buenos comentarios.

En este marco también fue oportunidad de mostrar otras variedades de maíz, como el criollo, el cual era el utilizado por nuestros ancestros, pero hoy corre el riesgo de desaparecer.

.

“Estoy a favor de tipo de ferias, pues además que le da vida a un lugar tan hermoso como esta parque de Mejorada, también promueve la convivencia familiar, y muestra a los visitantes algo de muestra rica gastronomía”, expresó José Luis Zapata, vecino del rumbo, que junto con algunos familiares y amigos que llegaron a visitarlo de Estados Unidos, recorrían los puestos.

Prácticamente todos tuvieron buenas ventas, incluso algunos unas dos horas después de haberse instalado ya no tenían mucho que ofrecer, y otros más precavidos, mandaron a buscar más para cubrir la demanda.

Entre otros el de la popular Doña Juanita, una capitalina, ya de 80 años de edad, y con varias décadas de estar en esta ciudad ofreciendo sus tamales estilo México, y vaporcitos, fue de los que más demanda tuvieron. Por momentos, la fila llegó a ser de unas 50 personas.

También hubo otros puestos de baratijas, productos naturales, de refrescos, y de marquesitas que vinieron a conjuntarse con la feria, y además, se presentaron espectáculos regionales.

Cargando siguiente noticia