12 de Diciembre de 2019

Municipios

Inicia la restauración de la pirámide de Kinich Kakmó en Izamal

El INAH informó que el acceso estará restringido en tanto duren los trabajos

El Kinich Kakmó es el basamento más voluminoso del norte de Yucatán y el tercero más grande del país. (Novedades Yucatán)
El Kinich Kakmó es el basamento más voluminoso del norte de Yucatán y el tercero más grande del país. (Novedades Yucatán)
Compartir en Facebook Inicia la restauración de la pirámide de Kinich Kakmó en IzamalCompartir en Twiiter Inicia la restauración de la pirámide de Kinich Kakmó en Izamal

Novedades Yucatán/Mérida
El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Yucatán destinará dos millones de pesos en los trabajos de restauración de la pirámide de Kinich Kakmó de Izamal, que se localiza en la parte posterior del convento franciscano de San Antonio de Padua, labores que durarán aproximadamente tres meses.

El delegado del INAH Yucatán, Eduardo López Calzada, dijo que mientras se realiza la restauración, el acceso a la cúspide del inmueble estará restringido. La pirámide se ubica a 66.5 kilómetros al este de Mérida y a unos 60 kilómetros al noroeste de Chichén Itzá.

Explicó que este proyecto permitirá consolidar el inmueble para una mejor conservación, al mismo tiempo que se aprovechará para realizar trabajos de excavación y consolidación, los cuales permitirán conocer más de la cultura maya.

“La restauración se lleva a cabo con una mezcla de recursos estatales y federales provenientes del cobro por el acceso a los sitios arqueológicos abiertos al público. Este dinero se invierte en el rescate del patrimonio cultural de Yucatán”, destacó el antropólogo.

Agregó que los trabajos de consolidación en la pirámide, que data del siglo VI DC, en el periodo Clásico Mesoamericano (entre los años 400 y 600 de nuestra era), son de gran importancia para el INAH, ya que el Gobierno de México invierte en acciones de salvaguarda del patrimonio cultural de los mexicanos.

“Es un orgullo que investigadores yucatecos realicen los trabajos para beneficio de los visitantes. El trabajo se realiza desde hace tres meses en la pirámide de Kinich Kakmó, edificio dedicado al dios solar, puesto que “Ich” significa cara, “Kaak” es fuego y Moo, guacamaya, y ahora inicia su restauración”, detalló.

El delegado del INAH Yucatán también mencionó que el resto de los trabajos se harán para proteger el patrimonio histórico de los yucatecos y también para evitar un riesgo de colapso, al mismo tiempo que se genera conocimiento sobre la población maya precolombina que vivió en lo que hoy se conoce como Izamal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name