22 de Enero de 2019

Policia

Infartos cobran la vida de dos mujeres en dos puntos de Mérida

Un fallecimiento ocurrió en el centro de la capital yucateca y el otro en la colonia El Roble Agrícola

Doña Pili, de unos 80 años, estaba bajando naranjas cuando se desvaneció y después ya no se repuso.
Doña Pili, de unos 80 años, estaba bajando naranjas cuando se desvaneció y después ya no se repuso.
Compartir en Facebook Infartos cobran la vida de dos mujeres en dos puntos de MéridaCompartir en Twiiter Infartos cobran la vida de dos mujeres en dos puntos de Mérida

Redacción/MÉRIDA
Dos mujeres, cada una en su casa, fallecieron este domingo en Mérida, aparentemente a causa de infartos en ambos casos.

En uno de los casos, Venancia B., de 43 años, quien vivía en la calle 26 #501 por 67 y 69 de la colonia Roble Agrícola con su esposo, desde la madrugada de este domingo ya tenía mucho dolor en el pecho y se sentía fatigada, según declaraciones del ahora viudo.

El hombre llamó al 911 por la emergencia y al parecer cuando llegaron los paramédicos ella ya había fallecido.

Venancia, de 43 años, cayó muerta en la calle 26 #501 por 67 y 69 de la colonia Roble Agrícola.

El señor comentó que no pensó que su esposa fallecería, pues solo se quejaba y no pensó que fuera de gravedad.

Tras la labor de los paramédicos, que verificaron la muerte, se habló al Servicio Médico Forense para que determinara la causa del deceso.

En el Centro

En el otro caso, una mujer conocida por sus vecinos como "doña Pili” cayó muerta a las puertas de su predio esta tarde, en calles del segundo cuadro de Mérida.

Según se averiguó, doña Pili, una mujer como de 80 años, se encontraba bajando unas naranjas de su árbol en la parte delantera de su predio ubicado en la calle 46 entre 73-A y 75 del centro, y de pronto, justo a un lado de la reja de acceso que da a la banqueta y la calle, se desplomó y quedó inmóvil.

Al ver lo ocurrido, un vecino avisó a los hijos de la mujer, que viven a pocas casas, quienes fueron de inmediato a verla.

Se pidió la asistencia de paramédicos, quienes al llegar y revisarla informaron que no se podía hacer nada pues doña Pili había muerto, el cuerpo fue cubierto y tomaron nota agentes de la SSP y personal del Ministerio Público que llegaron a verificar lo ocurrido.

Finalmente, tras confirmarse que se trató de un deceso patológico, se hizo cargo del cuerpo de la señora una funeraria particular para los trámites de rigor.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios